Terminas hoy la lectura del libro de Levítico. Como habrás podido apreciar, se trata de un libro lleno de regulaciones y leyes, todas conducentes a encaminar al pueblo del convenio de Dios, por el camino de la santificación.

En Levítico disfrutaste del conocimiento de las ordenanzas y su simbolismo así como de numerosas regulaciones políticas y sociales. Por sobre todo, debes ser ahora más capaz de apreciar el significado simbólico de la ley de Moisés y cómo es que esta orientaba el corazón del pueblo hacia Jesucristo.

Cómprate hoy otro chocolate. ¡Este es el cuarto libro que terminas en el Antiguo Testamento! Ya leíste Génesis, Exodo, Job y Levítico. Mañana comenzarás la lectura del libro de Números que, estoy seguro, se te hará más divertido, pues tiene nuevamente forma de relato, como el libro de Génesis y Exodo.