Bautismo de niños pequeños

    0
    50
    Bautismo de niños pequeños
    El bautismo de niños pequeños no es aprobado por la Biblia

    Debido a una tradición incorrecta, muchas personas piensan que los niños pequeños nacen en pecado y que, por tanto, para borrar este pecado, es necesario bautizarles. Contrario a esta suposición popular, la Biblia enseña que los niños pequeños, al nacer, son inocentes y libres de todo pecado, y que Satanás no puede tentarles hasta que alcancen una edad en la que comiencen a tener responsabilidad sobre sus decisiones y acciones. Vista desde el punto de vista de la palabra de Dios, la práctica del bautismo de niños pequeños es totalmente innecesaria.

    El ejemplo de Jesús en la Biblia

    Cómo se bautizó Jesús
    Jesús nos puso el ejemplo recibiendo el bautismo de manos de Juan el Bautista

    La Biblia no sólo no contiene ningún ejemplo en el que se bauticen niños pequeños, sino que se excluye esa posibilidad. Jesucristo, que es nuestro ejemplo en cuanto al bautismo como en todas las demás cosas, se bautizó solamente cuando tuvo la edad para hacerlo con responsabilidad. No fue bautizado por sus padres, sino que fue una decisión completamente propia. Todos los demás bautismos que encontramos en la Biblia confirman esta misma característica.

    La bendición de los niños pequeños

    Jesús bendijo a los niños pequeños
    Jesús bendijo a los niños pequeños

    Cuando un grupo de niños pequeños se acercó a Jesús, sus discípulos intentaron detenerlos, para que no le abrumaran. Jesús, con un inmenso cariño, les reprendió por hacerlo, diciendo: “Dejad a los niños venir a mí y no les impidáis hacerlo, porque de los tales es el reino de los cielos” (Nuevo Testamento | Mateo 19:14) Después de esta enfática declaración de la absoluta pureza de los niños, realizó una ordenanza por ellos, pero no fue el bautismo, sino una bendición especial por medio de la imposición de manos: “Y habiendo puesto las manos sobre ellos, partió de allí”. (Nuevo Testamento | Mateo 19:15)

    En la actualidad, en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se reserva un día de cada mes (los primeros domingos) para llevar a cabo la ordenanza de la bendición de infantes por medio de la imposición de manos, tal como lo hizo Jesús.

    Para saber más

    Los siguientes enlaces te ayudarán a ampliar los conceptos en relación a los niños pequeños y la bendición de infantes.

    Compartir
    Artículo anteriorBautismo
    Artículo siguienteBautismo por los muertos
    JPMarichal
    JPMarichal se define a sí mismo como un investigador permanente del evangelio. Aunque se crió en una familia atea encontró a Jesucristo (o Jesucristo le encontró a él) cuando tenía 12 años de edad. Como resultado de una experiencia espiritual, se bautizó en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1984 y desde entonces ha desarrollado diversos métodos para el aprendizaje y la enseñanza eficaz del evangelio.Puedes conocer más sobre su conversión y su historia en Acerca del autor.

    Dejar respuesta