Josué

    0
    9
    http://www.sigueme.net/hombres-de-la-biblia/imagenes/josue-servidor-de-moises-biblia-antiguo-testamento
    Josué se destacó como líder militar y como el profeta que sucedió a Moisés y conquistó la tierra prometida de Canaán.
    « Back to Glossary Index

    JOSUÉ, HIJO DE NUN (בִּן־נֽוּן יְהוֹשׁוּע, bin-nun yehoshu’). Sucesor de Moisés como profeta y líder de los israelitas. Fue encargado por Dios de conquistar y repartir la tierra prometida. Miembro de la tribu de Efraín, originalmente se llamaba Oseas.

    Significado del nombre de Josué

    El nombre de Josué significa “el Señor es salvación”. En la Biblia, este nombre ha tenido muchas variantes (ver, por ejemplo, Nehemías 8:17), siendo la más importante de ellas el nombre del Salvador del mundo, Jesús.

    Antecedentes de Josué

    Aunque sabemos muy poco del origen de Josué, la Biblia declara que su nombre original era Oseas, que era hijo de Nun, y que era de la tribu de Efraín (Números 13:8, 16). En el libro de Crónicas se provee una genealogía detallada que va desde Efraín hasta Josué (1 Crónicas 7:20-27).

    Josué, caudillo militar

    Su primer aparición en la Biblia ocurre durante el episodio de la batalla de Amalec contra Israel en el desierto. Al enfrentar el ataque, Moisés pidió a Josué que dirigiera la batalla para resistir a los amalequitas, en tanto que él oraba a Dios. Cuando Moisés oraba a Dios con sus brazos en alto, el ejército de Israel prevalecía, por lo que Moisés estuvo orando todo el día mientras Aarón y Hur, obrando como hoy lo hacen los consejeros en una presidencia, lo sostenían. Al final, Josué, con la ayuda de Dios, pudo ganar esta batalla.

    En vida de Moisés, se menciona en la Biblia a Moisés con frecuencia como “su siervo”, “uno de sus jóvenes”, y como caudillo de su ejército. Se encontraba con frecuencia adorando a Dios en el Tabernáculo (Exodo 33:11).

    En la ocasión en que Moisés llamó a los primeros Setenta, Josué vio con sorpresa que el Espíritu de Dios impulsó a profetizar a dos de ellos que se habían quedado rezagados, por lo que consideró prudente sugerir a Moisés que se los impidiera. Moisés le hizo saber que esa manifestación provenía de Dios y deseó que todo el pueblo, juntamente con él, pudiera gozar del don de profecía (Números 11:28-29).

    Josué fue designado como uno de los doce espías que fueron enviados para observar y reconocer la tierra de Canaán. Josué y Caleb fueron los únicos que conservaron íntegra su confianza en Dios y no se intimidaron por las condiciones observadas durante su reconocimiento, aún enfrentando la oposición del pueblo hacia su fe (Números 14:6-10). Debido a su fidelidad, Dios escogió a Josué y mandó a Moisés apartarlo como líder sobre Israel por medio de la ordenanza de la imposición de manos (Números 27:18-23). Moisés, además, alentó a Josué a prepararse para guiar a Israel cuando él faltara, indicándole que sería él quien introduciría a Israel en la tierra de Canaán (Deuteronomio 31:3, 7-8; Deuteronomio 3:28). Tanto Moisés como Josué recibieron revelación juntos sobre estos aspectos en el Tabernáculo de reunión, el primer templo edificado, con lo cual Josué recibió también una preparación espiritual directamente de parte del Señor (Deuteronomio 31:14, 23; Josué 1:1-9). Cuando Moisés fue trasladado por Dios, el pueblo de Israel recordó la designación señalada por la imposición de las manos de Moisés y siguió a Josué como líder de Israel (Deuteronomio 34:9).

    Josué llevó lealmente a cabo su responsabilidad ante Dios, dirigiendo al pueblo de Israel en la conquista de la tierra prometida de Canaán y, posteriormente, repartiendo las tierras conquistadas a cada una de las tribus de Israel, cumpliendo así parcialmente con la promesa de las heredades en el Convenio de Abraham. Como líder, Josué fue un profeta y gobernante inspirado y justo. Murió a los 110 años de edad, tras haber cumplido con todo lo que Dios le había mandado y descansó en su propia sepultura, en Timnat-sera (Josué 24:29-30; Jueces 2:8-9).

    Otros personajes bíblicos con el nombre de Josué

    Además de Josué, hijo de Nun, los siguientes personajes de la Biblia también llevaron el nombre de Josué:

    1. Un residente de Beth-semes en cuya tierra se detuvo a las vacas que llevaban de regreso el arca después de su cautiverio en tierra de los filisteos (1 Sam. 6:14, 18).
    2. Un gobernador de Jerusalén en cuyo honor se le puso nombre a una puerta durante el último período monárquico (2 Reyes 23: 8).
    3. El hijo de Eliezer y el padre de Er, enumerados en el Evangelio de Lucas como antepasados de Jesús el Cristo (Lucas 3:28-29).

    Bibliografía

    • William Varner, Diccionario Bíblico Lexham, 2014.
    • Simon B. Parker, The HarperCollins Bible Dictionary (Revisado y actualizado), 2011, 494.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here