Sedequías, el falso profeta de Babilonia

    0
    81
    Falsos profetas, falsos maestros
    Los falsos profetas son lobos vestidos con piel de oveja

    Jeremías profetizó también durante el periodo de la cautividad en Babilonia. Durante este periodo se presentaron dos falsos profetas, llamados Sedequías y Acab, que proclamaban falsas doctrinas en el nombre de Dios, con el propósito de engañar a la gente y así justificar el adulterio que ellos mismos cometían. Todo lo que sabemos sobre Sedequías es que era hijo de Maasías. Por el delito de hablar falsamente en el nombre de Dios y por sus reiteradas faltas contra la ley de castidad, el profeta Jeremías pronunció una pesada condenación sobre ambos falsos profetas.

    Jeremías 29:21–23
    21 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, el Dios de Israel, acerca de Acab hijo de Colaías y acerca de Sedequías hijo de Maasías, quienes os profetizan mentira en mi nombre: He aquí, yo los entrego en manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y él los matará delante de vuestros ojos.
    22 Y todos los desterrados de Judá que están en Babilonia harán de ellos una maldición, diciendo: Póngate Jehová como a Sedequías y como a Acab, a quienes asó al fuego el rey de Babilonia.
    23 Porque hicieron maldad en Israel, y cometieron adulterio con las esposas de sus prójimos y hablaron palabras mentirosas en mi nombre, palabras que no les mandé; yo soy el que sabe y soy testigo, dice Jehová.
    (Antiguo Testamento | Jeremías 29:21–23)

    Esta es la única mención sobre este personaje en las Escrituras.

    Compartir
    Artículo anteriorBooz
    Artículo siguienteAcab, falso profeta de Babilonia
    JPMarichal
    JPMarichal se define a sí mismo como un investigador permanente del evangelio. Aunque se crió en una familia atea encontró a Jesucristo (o Jesucristo le encontró a él) cuando tenía 12 años de edad. Como resultado de una experiencia espiritual, se bautizó en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1984 y desde entonces ha desarrollado diversos métodos para el aprendizaje y la enseñanza eficaz del evangelio.Puedes conocer más sobre su conversión y su historia en Acerca del autor.

    Dejar respuesta