Semana Santa

    0
    43
    La Semana Santa celebra la expiación, muerte y resurrección de Jesús
    La Semana Santa celebra la expiación, muerte y resurrección de Jesús

    Popularmente se conoce con el nombre de Semana Santa a la festividad que año con año se realiza en distintos países para celebrar la Pasión, crucifixión y resurrección de Jesucristo. En muchos países esta celebración se corresponde con un periodo de vacaciones, tanto en la escuela como en el ámbito laboral. En países como Estados Unidos esta misma celebración se conoce con el nombre de Pascua (Easter).

    El periodo de Semana Santa

    El periodo de Semana Santa es variable, cayendo unas veces en marzo y otras en abril, según el año. La fecha en que hoy celebramos la Semana Santa se ha definido según los lineamientos del Concilio de Nicea (325 d.C.), que estableció que la celebración de la Pascua se iniciase en domingo, que no coincidiese con la Pascua judía (para evitar confusiones), y que sólo se celebrase una vez al año.

    En honor a la verdad hay que comentar que Jesucristo murió precisamente durante una Pascua, por lo que el hecho de que el Concilio de Nicea haya prohibido la celebración durante la Pascua judía es más bien causante de desinformación y es, por lo tanto, lamentable.

    De acuerdo con el cálculo vigente, la Semana Santa se celebra en una fecha que tiene como mínimo el 22 de marzo y como máximo el 25 de abril. Se calcula con base lunar, comenzando el primer domingo siguiente a la luna llena del equinoccio de marzo. En todas las ocasiones abarca desde el llamado Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección (una semana, de domingo a domingo).

    Qué se celebra en Semana Santa

    La celebración de Semana Santa rememora los eventos de la última semana de la vida de Jesús (colocaré aquí solo un breve resumen, que será ampliado en un artículo posterior).

    El Domingo de Ramos

    Este domingo se celebra la entrada de Jesús a Jerusalén, conocida también como la entrada triunfal.

    El Lunes Santo

    Se considera que este día se realizó la expulsión de los mercaderes del templo de Jerusalén.

    El Martes Santo

    Este día Jesús confrontó a los fariseos y saduceos en el templo. Por la tarde, Jesús pronunció las profecías del Discurso del Olivar que se recopilan en Mateo 23-25 y en José Smith Mateo.

    El Miércoles Santo

    El miércoles… en honor a la verdad, nadie sabe qué es lo que sucedió el miércoles. Los evangelios guardan silencio sobre este día. De cualquier manera, las celebraciones populares aprovechan para rememorar el complot y traición de Judas Iscariote.

    El Jueves Santo

    Jesús instituyó este día la ordenanza de la Santa Cena, lavó los pies de Pedro y realizó la expiación en el huerto de Getsemaní. Al terminar este acto sublime, fue besado por Judas Iscariote, detenido y llevado al juicio ilegal en la casa de Caifás.

    El Viernes Santo

    Después de ser juzgado por el Sanedrín, Jesús fue llevado a otro juicio civil, en el tribunal de Poncio Pilato. Después de ser condenado a muerte, fue azotado y ridiculizado y se le obligó a cargar su propia cruz en camino hacia el Gólgota. Allí fue crucificado y murió. Más tarde fue sepultado en una tumba prestada por José de Arimatea.

    El Sábado Santo

    Este sábado los judíos lo tenían como día de reposo y no realizaban ninguna acción. El cuerpo de Jesús descansó en la tumba, pero su espíritu continuaba vivo. El apóstol Pedro nos informa cómo Jesús visitó el mundo de los espíritus y organizó allí la predicación del evangelio a los espíritus encarcelados en la prisión espiritual.

    El Domingo de Resurrección

    Los cuatro evangelios nos hacen saber que Jesús resucitó en domingo, por lo cual, de allí en adelante, el domingo fue conocido como “el día del Señor”. A partir de allí cambió para los cristianos la celebración del día de reposo del sábado al domingo, como se puede observar en el Nuevo Testamento.

    La Semana Santa y los Santos de los Últimos Días

    Por increíble que parezca, mientras que el resto del mundo cristiano sólo conmemora la pasión, expiación, muerte y resurrección de Jesús una vez al año (y, frecuentemente, solo en forma de vacaciones y festividades), los Santos de los Últimos Días celebran todos estos eventos cada semana, bajo la forma de la ordenanza de la Santa Cena. Esta ordenanza es una representación y celebración de la expiación, muerte y resurrección de Jesucristo y, para los Santos de los Últimos Días, está íntimamente relacionada con la ordenanza del bautismo.

    Cabe también hacer notar que, más que en la muerte de Jesús, la doctrina de los Santos de los Últimos Días remarca más los aspectos de su expiación y resurrección, ya que se considera que la esperanza de la vida eterna está en estos aspectos, que garantizan el perdón y la resurrección de todos los cristianos fieles y sin los cuales su muerte, en realidad, no habría tenido sentido.

    Compartir
    Artículo anteriorPoncio Pilato
    Artículo siguienteJosé de Arimatea
    JPMarichal
    JPMarichal se define a sí mismo como un investigador permanente del evangelio. Aunque se crió en una familia atea encontró a Jesucristo (o Jesucristo le encontró a él) cuando tenía 12 años de edad. Como resultado de una experiencia espiritual, se bautizó en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1984 y desde entonces ha desarrollado diversos métodos para el aprendizaje y la enseñanza eficaz del evangelio.Puedes conocer más sobre su conversión y su historia en Acerca del autor.

    Dejar respuesta