José Smith

    0
    88
    José Smith, el profeta de la restauración.
    « Volver al índice del Glosario SUD


    José Smith, Jr. (1805-1844) fue el profeta que el Señor escogió para efectuar la restauración de La Iglesia de Jesucristo en la actualidad, tal como fue organizada en los días antiguos. Con ello se abriría la llamada “dispensación del cumplimiento de los tiempos”, es decir, los últimos días previos a la Segunda Venida del Señor Jesucristo.

    La historia de José Smith

    José Smith nació en diciembre de 1805, hijo de un padre del mismo nombre, José Smith, Sr., y de Lucy Mack. Cuando José tenía entre catorce y quince años, hubo una gran agitación religiosa en la región donde el joven vivía, lo cual agitó su mente y mucho más cuando su familia empezó a dividir su atención entre las diferentes iglesias. José se preguntaba cuál de todas las iglesias era la verdadera y cómo podría saberlo.

    La respuesta de la Biblia a las inquietudes de José Smith

    Un día, mientras leía la Biblia, topó con un pasaje en el libro de Santiago que dice “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” (Santiago 1:5).

    Un pasaje de la Biblia convenció a José Smith de la necesidad de confiar en Dios y preguntarle directamente sus inquietudes.
    Un pasaje de la Biblia convenció a José Smith de la necesidad de confiar en Dios y preguntarle directamente sus inquietudes.

    Este pasaje penetró hondamente en su corazón porque reconoció que él mismo carecía de sabiduría y que si preguntaba a las personas cada quien le daría su propia opinión. Pero aquí había un pasaje de las Escrituras en que Dios mismo prometía responder sus preguntas de manera abundante y sin reprocharle nada. De manera que José Smith se decidió a hacer el intento.

    La Primera Visión

    De acuerdo con su propio relato, José Smith se retiró al bosque y comenzó a orar vocalmente. Como lo describió después, en el momento de su mayor esfuerzo vio “una columna de luz, más brillante que el sol, directamente arriba de mi cabeza; y esta luz gradualmente descendió hasta descansar sobre mí… Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Este es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” (José Smith-Historia 1:17). Puedes leer aquí este relato completo.

    El joven José Smith recibió la visita personal del Padre Celestial y de Su Hijo Jesucristo en el evento conocido como la Primera Visión.
    El joven José Smith recibió la visita personal del Padre Celestial y de Su Hijo Jesucristo en el evento conocido como la Primera Visión.

    Entre otras cosas, ese día el joven José aprendió que Dios escucha y contesta las oraciones, habiendo sido respondido por Dios el Padre y por Su Hijo Jesucristo. Ellos le indicaron que tenían una gran obra para él y que debía esperar sin unirse a ninguna iglesia por un tiempo. Este evento, que probaría después haber sido trascendental para toda la historia humana, ocurrió en la primavera de 1820.

    La visita del ángel Moroni

    José Smith se mantuvo fiel a la respuesta que había obtenido. Mientras oraba en su cuarto la noche del 21 de septiembre de 1823, confiando en recibir más información de parte de Dios, se sorprendió al ver que su cuarto se llenaba de luz, la cual se concentró alrededor de un personaje con radiante vestimenta blanca, el cual se identificó a sí mismo con el nombre de Moroni. Durante una serie de apariciones que duraron toda esa noche, el ángel citó varias importantes profecías de la Biblia, asegurando que su cumplimiento estaba cerca. Así mismo, mencionó la existencia de un libro de escritura sagrada que había sido escrito en la antigüedad por profetas del Señor y escondido para los propósitos de Dios.

    El ángel Moroni instruyó a José Smith en cuanto al cumplimiento de las antiguas profecías de la Biblia.
    El ángel Moroni instruyó a José Smith en cuanto al cumplimiento de las antiguas profecías de la Biblia.

    La traducción del Libro de Mormón

    No sería esta la única visita del ángel Moroni al joven profeta José Smith, sino que sería capacitado por él una vez por año durante los cuatro años siguientes. En 1827, se permitiría a José Smith desenterrar el libro mencionado, escrito en planchas de oro, para su traducción. El joven sería guiado por medio del don y poder de Dios. Tras varias persecuciones, carestías y contratiempos que limitaron en forma severa su tiempo disponible para traducir, y tras recibir el apoyo de algunos escribientes, José Smith terminaría la traducción del volumen. Un hombre del lugar, Martin Harris financiaría su publicación y el libro se publicaría finalmente en 1829 con el nombre de El Libro de Mormón.

    Once testigos tendrían el privilegio de contemplar personalmente las láminas de oro de las que fue traducido el Libro de Mormón.
    Once testigos tendrían el privilegio de contemplar personalmente las láminas de oro de las que fue traducido el Libro de Mormón.

    La restauración del sacerdocio

    José Smith y Oliverio Cowdery, uno de sus escribientes, leerían en el Libro de Mormón más acerca de los principios del evangelio reseñados en la Biblia y esto reforzaría su comprensión y su sentido de importancia. Mientras oraban en el bosque, en las cercanías del río Susquehanna, recibieron la visita de un ángel que se identificó a sí mismo como Juan el Bautista, el cuál procedió a conferir sobre ellos, por medio de la imposición de manos, el sacerdocio menor o preparatorio conocido en las Escrituras como el sacerdocio aarónico, a fin de habilitarles para administrar la ordenanza del bautismo. Gracias a ello, pudieron recibir un bautismo autorizado por Dios ese mismo día.

    Como un ser resucitado, Juan el Bautista confirió sobre el sacerdocio de Aarón sobre José Smith y Oliver Cowdery.
    Como un ser resucitado, Juan el Bautista confirió sobre el sacerdocio de Aarón sobre José Smith y Oliver Cowdery.

    Juan el Bautista les anunció que recibirían también el sacerdocio mayor, o sacerdocio de Melquisedec, unos días más tarde, para lo cual fueron esta vez visitados por Pedro, Santiago y Juan, apóstoles principales de Jesucristo que lo habían poseído en los días antiguos. Con estos dos sacerdocios, José Smith y Oliverio Cowdery quedaron habilitados para administrar todas las ordenanzas y convenios pertenecientes a la vida eterna.

    Los apóstoles Pedro, Santiago y Juan ordenaron a José Smith y a Oliverio Cowdery al sacerdocio mayor, o sacerdocio de Melquisedec.
    Los apóstoles Pedro, Santiago y Juan ordenaron a José Smith y a Oliverio Cowdery al sacerdocio mayor, o sacerdocio de Melquisedec.

    La restauración de la Iglesia de Jesucristo

    Sin embargo, la Iglesia de Jesucristo, tal cual él la había organizado en sus días, aún no había sido restaurada en su plenitud sobre la tierra. El 6 de abril de 1830, un pequeño grupo de personas se reunió bajo la dirección de Dios para proceder a la organización de la Iglesia de Jesucristo, con los mismos oficios y liderazgo existente en los días antiguos. A partir de entonces quedó restaurada la Iglesia de Jesucristo, en estos los últimos días, para la bendición de toda la humanidad y para la predicación del evangelio, lo cual da cumplimiento a las profecías de la Biblia y proporciona al género humano la necesaria oportunidad de preparación para la Segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo.

    La recepción de mayor revelación desde los cielos

    Elías, Moisés y muchos otros mensajeros celestiales entregaron a José Smith mayor autoridad y conocimiento para realizar la obra de la Iglesia en los últimos días.
    Elías, Moisés y muchos otros mensajeros celestiales entregaron a José Smith mayor autoridad y conocimiento para realizar la obra de la Iglesia en los últimos días.

    El sello del martirio sobre el testimonio del profeta José Smith

    Al igual que los profetas de la Biblia, José Smith selló la veracidad de su testimonio con su propia sangre.
    Al igual que los profetas de la Biblia, José Smith selló la veracidad de su testimonio con su propia sangre.

    Influencia del profeta José Smith en la época moderna

    El profeta José Smith es una de las figuras religiosas más carismáticas y de mayor influencia en la historia americana. Así como tuvo muchos seguidores durante su vida, es verdad que también tuvo muchos oponentes, ya que sus enseñanzas no fueron bienvenidas por los miembroos de otras iglesias que sostenían que Dios había dejado de comunicarse al hombre desde la muerte de los primeros apóstoles, en tanto que José Smith declaraba firmemente que Dios sigue amando a Sus hijos y que por tanto continúa comunicándose con el hombre en la actualidad.

    Obras destacadas de José Smith, el Profeta

    Entre las obras destacadas de José Smith se pueden mencionar:

    1. La obtención y traducción del Libro de Mormón, un registro antiguo de Escritura, de valor similar al de la Biblia, desde el egipcio reformado, su idioma original, al idioma inglés, por el don y poder de Dios.
    2. La restauración de la Iglesia de Jesucristo, con los mismos poderes, dones, organización y enseñanzas que tuvo en los tiempos antiguos.
    3. La restauración del sacerdocio, es decir, la autoridad que hace válidas las ordenanzas y con que los siervos de Dios pueden efectuar Su obra sobre la tierra.
    4. La restauración del conocimiento del plan de salvación para la felicidad del hombre y el entendimiento correcto del papel salvador de Jesucristo.
    5. La construcción de templos, la restauración de ordenanzas y el registro por escrito de las revelaciones que Dios transmitió al hombre en los últimos días en preparación para la Segunda Venida de Jesucristo.
    Sinónimos:
    el Profeta José Smith
    « Volver al índice del Glosario SUD

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here