Simon / Pixabay

El problema de la publicidad inapropiada en Internet

La publicidad indeseada es uno de los problemas que se presentan al navegar en Internet. Al realizar una búsqueda uno abre los enlaces de una lista de resultados sin saber lo que podrá encontrar, y en ocasiones lo que se encuentra es una página saturada de publicidad.

Aunque es entendible que los administradores de los diferentes sitios coloquen publicidad con el fin de migitar sus costos de servidor y software, a veces encontramos sitios donde la publicidad es demasiada, intrusiva y hasta obscena. Ese despliegue de publicidad inadecuada está al alcance de niños y jóvenes y es un riesgo cuando los enlaces de esta publicidad dirigen hacia sitios que contienen virus, pornografía, phishing u otros contenidos malignos.

Hasta ahora, la responsabilidad de detectar y distinguir esta publicidad ha estado colocada en el internauta que, muchas veces con escasos conocimientos, ha tenido que aprender por el camino largo, el método de ensayo y error. Ahora Google desea intervenir en el asunto, proporcionando una herramienta que pueda ayudar al internauta a protegerse contra la publicidad inapropiada.

La solución: el filtro de publicidad de Google Chrome

En las próximas semanas, Google estará incorporando en las actualizaciones de su popular navegador Chrome una opción que bloquée o inhabilite la publicidad inapropiada que causa experiencias indeseables a quienes navegan por el Internet. Al menos estos son los planes del gigante de Google. La idea es que el usuario tenga la posibilidad de activar esta opción en las opciones.

Qué tipos de publicidad podrán filtrarse en Chrome

Esta solución no estará diseñada para filtrar el 100% de la publicidad, sino sólo la más inadecuada. Ya te estarás preguntando, ¿qué es publicidad inadecuada y quién lo juzga? Para saberlo, Google se está apoyando en la Coalición para la Mejor Publicidad (Coallition for Better Ads), que en marzo publicó una lista de normas para mejorar la calidad publicitaria. Te aliviará saber que en esta lista se ha considerado inadecuados los anuncios con video y sonido, los “presticiales” (anuncios que se despliegan antes que el contenido) y los anuncios con cuentas regresivas. Es decir, aquellos que distraen de la lectura y la investigación que realmente te interesa y que es el verdadero motivo de tu navegación.

A esta definición básica Google agregará también sus propias reglas, por lo que tendremos que esperar aún un poco para conocer la normatividad total. Por ejemplo, Google está considerando si bloqueará toda la publicidad de un sitio que contenga publicidad ofensora en lugar de esa publicidad individual, en una postura de todo o nada. Sin embargo, Google se ha reservado hacer comentarios hasta tomar una decisión en este respecto.

Consideraciones finales

A primera vista, la intervención de Google en el monitoreo de publicidad ofensiva puede parecer contraintuitivo. Después de todo, Google extrae una buena parte de sus utilidades precisamente gracias a la renta de publicidad (nada menos que 60 billones de dólares en 2016). Sin embargo, las personas allegadas a Google han comentado que se trata de un movimiento defensivo.

De acuerdo a estimaciones, 26% por ciento de los usuarios utilizan ahora software para bloquear la publicidad indeseada. ¿Qué mejor que el propio navegador pueda ser ese software? Además, las compañías de software de bloqueo de publicidad cobran por dejar pasar publicidad a través de sus filtros. Google mismo paga ahora para que sus publicidades se consideren aceptables para la compañía Eyeo GmbH, que desarrolla el popular filtro Adblock Plus. Si Google pudiera tener su propio filtro en lugar de depender de otros, tendría control sobre lo que sucede en su segmento de mercado publicitario.

Dado que el navegador Google Chrome tiene una buena preferencia entre los actuales navegadores, es susceptible de convertirse en la herramienta todo-en-uno que incluya el filtro de publicidad como parte de sus opciones de navegación. En Estados Unidos, Chrome tiene una preferencia del 47.5% entre los internautas, según las estadísticas de StatsCounter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here