“En lo que respecta a la ley de salud del Señor en la actualidad, existen también implicaciones espirituales. En la revelación en la que se establece la Palabra de Sabiduría, el Señor explicó que aquellos que obedezcan esa ley de salud, “hallarán sabiduría y grandes tesoros de conocimiento, sí, tesoros escondidos” (D. y C. 89:19) y que “el ángel destructor pasará de ellos, como de los hijos de Israel, y no los matará” (D. y C. 89:21). Aunque el Señor no siempre explica las razones exactas por las cuales nos da leyes de salud, es evidente que Él espera que las sigamos y, de este modo, demostremos nuestra fe en Él.”

Bibliografía