“Bajo la dirección de su Padre, Jesucristo creó esta tierra. No hay duda en cuanto a que otros le ayudaron, pero fue nuestro Redentor Jesucristo, quien, bajo la dirección de su Padre, bajó y organizó la materia e hizo este planeta, a fin de que pudiese ser habitado por los hijos de Dios”

Joseph Fielding Smith,  Doctrinas de Salvación, 1:70