Ahora, no obstante, mencionaré algunas de nuestras leyes, las que se refieren a las purificaciones, y oficios sagrados similares, ya que accidentalmente llegué a este tema de los sacrificios. Los sacrificios son de dos clases, los que ofrecen los particulares y los del pueblo en general. Se hacen de dos maneras diferentes; en la primera lo que se mata se quema, en holocausto, y por eso se le da este nombre; la otra es una oferta de agradecimiento, y se destina para festín de los que sacrifican.