“Los últimos [cinco] capítulos del libro de Job informan las respuestas del Señor y la protesta con Job, desafiándolo con muchas preguntas difíciles y mostrándole que Él realmente se preocupa por el hombre y que tiene el control de todo, pero que no siempre es percibido correctamente. Job humildemente se somete a la soberanía de Dios con francos reconocimientos. Un epílogo en prosa representa la recompensa de Job con restauraciones del doble de lo que había perdido y ofrece la promesa de la satisfacción final de las demandas de la justicia a través del poder y la misericordia de Dios.” (Ellis T. Rasmussen, “Latter-Day Saint Commentary on the Old Testament”)

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, agrega tu comentario!

Por favor, escribe aquí tu nombre