“Canaán ciertamente tuvo poca importancia en el mundo de ese día. Para los viajeros era simplemente un lugar de paso. Para los residentes durante un tiempo de hambruna prolongada, era un lugar para irse.

“No hubo una nación organizada en Canaán durante este período. Los cananeos vivían en ciudades-estado independientes o en granjas dispersas, sin un gobierno central.

“Gran parte de la tierra todavía estaba en el desierto, como lo evidencia el hecho de que Jacob pensó que José había sido asesinado por alguna bestia salvaje. Gran parte de ella todavía era salvaje en los días de Sansón, ya que mataba a los animales salvajes donde vivía.” (Mark E. Petersen, Joseph of Egypt)