Un hombre armado mató al menos a 53 personas e hirió al menos a otras 53 más en un club nocturno frecuentado por la comunidad LGBT en las primeras horas del domingo 12 de junio de 2016. La siguiente declaración fue emitida el mismo domingo por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días:

“Junto con el resto de la nación deploramos la trágica pérdida de vidas y los graves daños que tuvieron lugar en Orlando esta mañana. Oramos por las familias y seres queridos de las víctimas de este tiroteo sin sentido y oramos por qué puedan tener consuelo y protección mientras logran sanar. Nuestras oraciones y apoyo se extienden también a los líderes de la comunidad y oficiales de la ley que continúan investigando este detestable crimen.”

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here