La ejecución de la liberación de los israelitas

Los capítulos que van del capítulo 5 de Exodo a la mitad del capítulo 15 (hasta el versículo 21) narran la forma en que el Señor ejecutó, por intermedio del profeta Moisés, la liberación de los israelitas. Este rango de capítulos describe un desarrollo gradual a través de los siguientes eventos.

Moisés confronta a Faraón por medio de la palabra

Primeramente, Moisés confrontó a Faraón por medio de la palabra. Esto significó una negociación sencilla y directa en la que sus solicitudes fueron denegadas por Faraón, quien las consideró tan insensatas que multiplicó las faenas del pueblo de Israel, que se vio abrumado con mayores cargas.

Moisés confronta a Faraón por medio de milagros

Seguidamente, Dios manda a Moisés realizar milagros. Los magos de Faraón tratan entonces de imitar estos milagros, pero el poder de Dios muestra ser superior al de la magia y la hechicería. Faraón, sin embargo, endurece nuevamente su corazón y niega al pueblo de Israel la posibilidad de salir de Egipto.

Moisés confronta a Faraón por medio de plagas

La reiterada negativa de Faraón inicia un ciclo de plagas, en las cuales el pueblo de Egipto sufre calamidades y desastres naturales de cada vez mayor envergadura. Al principio, los magos de Faraón tratan de imitar estas plagas, en un esfuerzo vano por demostrar el poder de sus ídolos, pero después desisten ante la clara superioridad del Dios de Israel. Faraón se resiste contra todo poder y toda evidencia, en una actitud de necedad y soberbia que lleva la situción a un punto álgido. En ese momento, Dios anuncia, por medio de su profeta Moisés, la muerte inminente de todos los primogénitos en Egipto.

Israel es redimido por sangre en la Pascua

Sin embargo, Israel es protegido por medio del establecimiento de un ritual que incluía el marcar el marco de la puerta con la sangre de un cordero que, sacrificado, debía ser comido en manera especial. Este fue el inicio de la festividad de la Pascua que, más adelante, sería celebrada anualmente por los israelitas y que es el antecedente de nuestra actual ordenanza de la Santa Cena.

Así como Israel fue redimido por medio de la sangre del cordero, el Cordero de Dios vendría a su tiempo al mundo y nos redimiría con su sangre “para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas teng vida eterna” (Juan 3:16)

Israel es redimido por poder del dominio de Egipto

Forzado a reconocer la superioridad del poder de Dios ante la trágica evidencia de la muerte de su propio primogénito, así como la muerte de todos los demás primogénitos egipcios, Faraón deja, finalmente, salir a los israelitas para que adoren a Dios en Horeb. Empero, llevado por un repunte de ciega obsesión, ordena después al ejército egipcio seguirlos y aniquilar a los israelitas. El poder de Dios se manifiesta una vez más al ser el pueblo de Israel salvado del ejercito egipcio por medio de un milagro imponente, cuando Dios abre el mar Rojo por medio de Moisés para que Israel pase a pie sobre la tierra seca, en tanto que los perseguidores egipcios se ahogan al cerrarse nuevamente el mar.

Originally posted 2018-02-08 04:50:00.

1 COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.