Una de las cosas que más me han llamado la atención de las Escrituras es la capacidad que tienen los profetas para ver los eventos que sucederán en el futuro y la manera tan peculiar como los describen.

La profecía de Jacob sobre la heredad de José

Leyendo sobre las bendiciones que en particular Jacob (Israel) dejó a cada uno de sus hijos, en Génesis 49, es interesante notar las palabras que pronunció sobre su hijo José:

22    Rama fructífera es José,

rama fructífera junto a una fuente,

cuyos vástagos se extienden sobre el muro.

23    Y le causaron amargura,

y le asaetearon,

y le aborrecieron los arqueros;

24    mas su arco se mantuvo firme,

y los brazos de sus manos se fortalecieron

por las manos del Fuerte de Jacob

(de allí es el Pastor, la Roca de Israel),

25    por el Dios de tu padre, el que te ayudará,

y por el Omnipotente, el que te bendecirá

con bendiciones de los cielos de arriba,

con bendiciones del abismo que está abajo,

con bendiciones de los pechos y de la matriz.

26    Las bendiciones de tu padre

fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores;

hasta el término de los collados eternos

serán sobre la cabeza de José,

y sobre la coronilla del consagrado de entre sus hermanos.

(Antiguo Testamento, Génesis 49:22–26 • AT, p. 90–91)

Es importante recalcar la magnitud de esta bendición. La comparación que se hace con una rama que fructifica de tal manera que se expande más allá de los limites contemplados tal como una enredadera que sigue creciendo y creciendo más allá de las paredes y seguir abarcando más espacio. Lo mismo paso con la descendencia de José, la cual no solo creció y se desarrolló en Medio Oriente, si no que traspasó el muro (el océano) hasta llegar al continente americano.

¿Como sabemos que llego hasta el continente americano? Bueno la clave esta en la frase “hasta el término de los collados eternos”.  ¿Como se puede interpretar o entender esta frase?

Qué son los collados eternos

La palabra griega “collado”

Vamos a empezar por averiguar que significa la palabra “Collado”

De acuerdo con el Freedictionary.com, “Collado” es:

collado

(ko’λaðo)
sustantivo masculino

  1. geografía colina más baja que una montaña En invierno los collados se cubren de nieve.
  2. geografía depresión pequeña del terreno que permite el paso entre montañas Al salir del collado encontramos unpequeño valle.

La frase “collados eternos”

Ahora, conociendo ya el significado de la palabra “collado”, es tiempo de analizar la frase “collados eternos”.

Para entender mejor esta referencia, la siguiente ayuda visual nos puede proporcionar más claridad en el asunto:

Jacob profetizó que la tierra de herencia de José sería el lugar de los “collados eternos”.

Aunque la imagen sea de baja calidad, se puede percibir cómo, desde Alaska, desde el monte McKinley, descendiendo hasta las rocallosas (que no se ven representadas al norte de Estados Unidos en la imagen) hasta pasar por México y todo el centro y sur de América, hay una línea de montes que prácticamente se despliega desde el norte al sur del continente.

Jacob, en una manera profética, pudo percibir y ver hasta donde llegarían los descendientes de José… atravesando el muro (Océano) hasta llegar hasta el continente americano (la tierra prometida donde los montes corren por toda la tierra eternamente (queriendo decir que nunca acababan de correr por toda la tierra y que Jacob no pudo enumerar, por tanto, utilizo la palabra “eternos”).

La descendencia de José en el continente americano

¿Pero cómo sabemos que la descendencia de José vino a para al continente americano?

Vamos ahora a ir al Libro de Mormón a buscar una escritura:

14 Y aconteció que mi padre Lehi también halló sobre las planchas de bronce la genealogía de sus padres, por lo que supo que descendía de José, sí, aquel José que era hijo de Jacob, que fue vendido para Egipto y preservado por la mano del Señor para que salvara del hambre a su padre Jacob y a toda su casa.

(Libro de Mormón, 1 Nefi 5:14 • L de M, p. 12)

Ismael era descendiente de Efraín

Además, en el libro “Artículos de Fe”, James E. Talmage cita del profeta José Smith, enseñando la doctrina de que Ismael era de Efraín:

Ismael, un Efrainita – ‘El profeta José Smith nos informó que el registro de Lehi estaba contenido en ciento dieciséis páginas que se tradujeron primero y que fueron robadas posteriormente, y de los cuales un compendio se nos ha dado en el Primer Libro de Nefi, que es el registro de Nefi individualmente, él mismo siendo del linaje de Manasés; pero que Ismael era del linaje de Efraín, y que sus hijos se casaron en la familia de Lehi, y los hijos de Lehi se casaron con las hijas de Ismael, cumpliendo así las palabras de Jacob sobre Efraín y Manasés en el capítulo 48 del Génesis [verso 16], que dice: “y mi nombre sea llamado en ellos y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra. ‘ Así, estos descendientes de Manasés y Efraín crecieron juntos en este continente americano, con una pizca de la casa de Judá, de la que Mulek descendía, que salió de Jerusalén once años después de Lehi, y fundó la colonia después conocida como Zarahemla encontrada por Mosíah – lo que hace una combinación, una mezcla de Efraín y Manasés con los restos de Judá, y por lo que sabemos, los restos de algunas otras tribus que podrían haber acompañado Mulek y crecido sobre el continente americano”. – From “Discourse by Apostle Erastus Snow,” at Logan, Utah, May 6, 1882, see Journal of Discourses, vol. 23, pp. 184, 185.” (James E. Talmage, A Study of the Articles of Faith, p.504-5))

Conclusión

De esta manera, hoy aprendemos como llegaron aquí los descendientes de José ya sea por conducto de Efraín o de Manases y como se cumple esta profecía. Así que la próxima vez que leas tu bendición patriarcal y leas que desciendes de los lomos de José, ya sea por Efraín o Manases, y si vives en alguna parte del continente americano, recuerda que tú eres parte de ese cumplimiento.