“La escritura indica que José estaba terriblemente asustado. (Génesis 42:21). Aparentemente, Rubén no participó en la venta de José como esclavo. Parece haberse retirado anticipadamente de los otros, con la intención de regresar solo al pozo y rescatar a José. Cuando regresó, encontró el pozo vacío, sin José, “y rasgó sus vestidos. Y volviendo a sus hermanos, dijo: El joven no está, y yo, ¿a dónde iré?” Parece que de buena voluntad lo habría buscado, pero en ese momento la caravana ya se alejaba por el camino.” (Mark E. Petersen, Joseph of Egypt)

1 COMENTARIO