“Cuando los sacrificios de animales se quemaban sobre el altar, el humo que ascendía al cielo representaba las oraciones de gratitud y súplica, y simbolizaba también que la ofrenda se elevaba hacia el Señor. Señale la frase “hará arder todo sobre el altar” en Levítico 1:9.”

Bibliografía