“En la época bíblica este mandamiento de descansar y adorar era tan estricto, que su violación traía consigo la pena de muerte (véase Exodo 31:15). Aun a la tierra se le dio un día de reposo:
“Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso, reposo para Jehová; no sembraras tu tierra, ni podaras tu viña” (Levítico 25:4).
“El Antiguo Testamento se refiere al día de reposo como un día bendito y santificado (véase Exodo 20:11); como un símbolo del pacto perpetuo de fidelidad (Exodo 31:16); como santa convocación (Levítico 23:3) y como un día de celebración espiritual (Levítico 23:32).”

Bibliografía

•    James E. Faust, “El día del Señor”, Liahona. octubre de 1991

4 COMENTARIOS

  1. Mi familia se enoja conmigo, por que no les obedezco hacer lo que ellas quiere n,que haga en el día de reposo, me invitan ,a comer al bufete, me invitan a los parques, y a que los lleve al aeropuerto ,en las horas que tengo que ir ala iglesia,, lo siento pero renovar los convenios con mi Padre Celestial, y participar de la santa cena es muy importante para mi ,y cumpliendo estoy ganándome la exaltación, en el nombre de Jesucristo Amén