El Presidente Dieter F. Uchtdorf, de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, viajó en la  mañana del 3 de septiembre de 2017 a Houston, Texas, para reunirse con los miembros y las áreas afectadas por el huracán Harvey. El Presidente Uchtdorf, segundo
consejero en la Primera Presidencia; el obispo Gérald Caussé, del Obispado Presidente; y el élder J. Devn Cornish, de los Setenta,  asistieron a un servicio de la Iglesia con los Santos de los Últimos Días de cuatro congregaciones que fueron afectadas por la inundación o
que están ayudando en los esfuerzos de limpieza.

“La Iglesia no es realmente la organización”, dijo, “la Iglesia es usted, cada miembro individual, eso hace la diferencia, y su trabajo, su servicio, su amor, su bondad es un reflejo de todo lo que es la Iglesia. ”

Muchos Santos de los Últimos Días donaron chalecos y playeras de Manos Mormonas que Ayudan  mientras seguían su admonición en cuanto a seguir adelante y ayudar a sus amigos y vecinos en los esfuerzos de limpieza.

“Mi corazón se derrite con solo ver sus sonrisas”, dijo el obispo Caussé a la congregación. “Esperamos el futuro con confianza, aunque las circunstancias son difíciles, y sabemos que seremos bendecidos mientras adoramos, mientras oramos … y mientras avanzamos y ayudamos a nuestro prójimo en necesidad”.

Después de la reunión, los principales líderes de la Iglesia visitaron un cercano centro de mando donde los esfuerzos de ayuda de la Iglesia están siendo coordinados.

La Iglesia ha enviado 16 camiones de agua y suministros a Houston y a otras comunidades en Texas. Se proporcionará más asistencia según sea necesario.

El presidente Uchtdorf, el obispo Caussé, el anciano Cornish y otros líderes visitaron el Templo de Houston Texas para evaluar el daño causado por la inundación. También visitaron barrios muy afectados por las inundaciones, donde hablaron con voluntarios que ayudan con los esfuerzos de limpieza hoy.

Muchos centros de reunión de la Iglesia también han sido inundados o dañados por el huracán. Seis edificios han sido inundados, y 20 otros recibieron daños menores. Hay más de 56,000 miembros en más de 200 congregaciones en la región.

Las casas de casi 800 Santos de los Últimos Días en Texas fueron dañadas en las inundaciones. Más de 2.800 miembros han sido desplazados.

El presidente Uchtdorf y otros líderes se detuvieron en un almacén de la Cruz Roja Americana en Houston antes de regresar a Salt Lake City.

Fuente: http://www.mormonnewsroom.org/article/president-uchtdorf-visits-texas-hurricane-harvey-aftermath

Traducción y adaptación por Juan Pablo Marichal Catalán

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here