¿Se puede asegurar que Caín aún vive?

Un hermano me ha escrito en busca de material que le ayude a responder esta pregunta, para saber si Caín aún vive. Pensando que es de utilidad, comparto con ustedes mi respuesta más breve.

Asegurar que Caín aún vive
Se condenó a Caín a ser errante sobre la tierra por tiempo indeterminado.

Pasaje base

Génesis 4:12
12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y vagabundo serás en la tierra. (Antiguo Testamento | Génesis 4:12)

¿Se puede asegurar que Caín aún vive?

Pregunta. Pablo, mándame todo lo que sepas de Caín. ¿Vive o no vive? ¿Murió en el diluvio?

Respuesta. Hola, hermano. Las escrituras no son muy claras acerca de esto y en el libro del Milagro del Perdón aparece una historia que ha confundido mucho a los miembros de la Iglesia. Pero es preciso aclarar algunas cosas.

Primero, el libro del Milagro del Perdón es un libro muy recomendable para los miembros de la Iglesia que ya tienen alguna madurez en el evangelio (no mucho para investigadores o nuevos conversos). Cuando el presidente Kimball lo escribió no era presidente de la Iglesia, sino miembro del Quórum de los Doce. No es un libro oficial de la Iglesia y en el prólogo el pte. Kimball indica que podría contener algunos errores. En mi opinión personal fue un poco desafortunado que haya él incluido esta historia, porque no proviene de una fuente del todo confiable. La mención del relato del élder Patten en el Milagro del Perdón estimuló en forma poderosa la fantasía de la gente. En la década de los ochenta, este relato fue utilizado por algunos miembros de la Iglesia en un intento de correlacionar a Caín con el Bigfoot.

¿Se puede asegurar que Caín aún vive? Imágen burlesca en donde se representa a Caín, como el Bigfoot, llevando en la mano un Libro de Mormón.
Imágen cómica en donde se representa a Caín, como el Bigfoot, llevando en la mano un Libro de Mormón.




¿Se puede asegurar que Caín aún esté vivo?
El relato asegura que un hombre de aspecto muy extraño acompañó al élder Patten durante una cabalgata.

David W. Patten, a quien se imputa el relato de referencia, fue ciertamente un hombre de gran reputación y un apóstol en su tiempo, pero esta anotación sobre “el extraño personaje” es cuando mucho una nota personal, no un documento de doctrina oficial de la Iglesia. De hecho, no fue el élder Patten quien decidió su difusión.

Este relato del élder Patten fue publicado por vez en una biografía sobre el élder Patten, por Lycurgus Wilson, en 1900. A este biógrafo se le hizo que incluir dicho relato podría agregar algún interés a su biografía.  Lycurgus lo tomó de una carta de Abraham Smoot, en donde Smoot procuraba rememorar lo que el élder Patten en alguna ocasión le había dicho. Esto es lo que se llama una documentación “de tercera mano”, por lo que no es un documento totalmente confiable a nivel histórico, ya que no proviene directamente del autor al que se adjudica y su autenticidad depende de varios factores, entre ellos la precisión de la memoria.

La leyenda sobre la supervivencia de Caín depende, en realidad, únicamente de este relato. Y si no sabemos si el relato es fidedigno, entonces la leyenda pierde todo su sustento. Si dejamos de lado esta historia, por los motivos que te menciono, no hay ninguna otra razón para creer que Caín esté vivo, y entonces las historias derivadas se convierten en lo que llamaríamos “folklore” o “leyendas urbanas” dentro de la Iglesia. Y es que entonces nos quedamos sin base alguna para poder afirmar que Caín esté vivo. Las escrituras, de hecho, dan una razón para no creer que sea así. Al mencionar la visita hecha por Jesucristo al mundo de los espíritus Pedro menciona también a los sobrevivientes del diluvio:

1 Pedro 3:20
20 los que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, a saber, ocho, fueron salvadas por agua.
(Nuevo Testamento | 1 Pedro 3:20)

También en su siguiente epístola, 2 Pedro, nos dice lo siguiente:

2 Pedro 2:5
5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que protegió a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, al traer el diluvio sobre el mundo de los impíos;
(Nuevo Testamento | 2 Pedro 2:5)

¿Se puede asegurar que Caín aún esté vivo?

Pedro limita el número de sobrevivientes del diluvio al número exacto de ocho. Una correlación muy rápida de las escrituras nos convencerá de que estos ocho son Noé, Jafet, Sem, Cam y sus respectivas esposas (ver Génesis 7:13).

Por otra parte, no se hace mención de  descendencia adicional de Caín. Todo lo que sabemos de la genealogía de Caín está en Génesis 4:16-24.

En la Perla de Gran Precio, cuando se mencionan los terribles efectos que tuvieron las combinaciones secretas en el deterioro de la raza humana, el lenguaje que se utiliza hace suponer que Caín había muerto:

Moisés 5:51
51 Porque desde los días de Caín hubo una combinación secreta, y hacían sus obras en la obscuridad, y conocía cada cual a su hermano.
(Perla de Gran Precio | Moisés 5:51)

“Desde los días de Caín” puede leerse como “desde que existió Caín”, dando a entender que este ya no existía.




No se nos indica que Caín haya tenido más descendencia, algo notable en caso de una longevidad tan prolongada como la que tendría de haber sobrevivido al diluvio. Se da a entender más bien que dicha descendencia quedó completamente borrada de la tierra y que sobrevivió únicamente en el personaje de Egyptus, que era la esposa de Cam.

De manera que, sin abundar más por el momento, llegamos a las siguientes conclusiones:

  • No existe una doctrina o posición oficial de la Iglesia sobre el tema de la supervivencia de Caín.
  • El relato de David W. Patten incluido en el Milagro del Perdón no es oficial y no está debidamente validado.
  • El pasaje del castigo de Caín no dice que no moriría, sino sólo que no le matarían. Sería errante en la tierra, pero no se establece por cuanto tiempo.
  • Fuera de la genealogía provista en el Génesis no tenemos nuevos trazos sobre nueva descendencia de Caín.
  • No tenemos pasajes precisos que señalen o parezcan indicar la supervivencia de Caín.
  • Pedro limita el número de supervivientes del diluvio a ocho personas que tenemos bien identificadas al correlacionar las escrituras.
  • El lenguaje de las Escrituras hace suponer que Caín había fallecido antes de los días de Lamec.

No podemos, por tanto, enseñar como doctrina de la Iglesia que Caín esté vivo. Aunque podría ser un tema apropiado para el estudio personal no debiese formar parte del contenido de nuestras clases. No existe una doctrina oficial de la Iglesia al respecto, pero a falta de una doctrina oficial más específica haremos bien en tomar en consideración los puntos anteriores antes de sacar nuestras propias conclusiones.

Espero que lo anterior te sirva en tus estudios. Quedaré a la ansiosa espera de tu retroalimentación y comentarios. Un abrazo.

Fraternalmente,
JPMarichal