Los unicornios: errores de traducción sobre la Biblia

El planteamiento: ¿por qué se mencionan los unicornios en la Biblia?

Anita, una buena amiga, me hizo notar la presencia en la Biblia de unos curiosos animalitos que a todos nos gustan aunque ninguno de nosotros, en la vida real, ha visto uno: los unicornios. Y es normal que ninguno de nosotros los haya visto porque se considera que pertenecen al mundo de la leyenda y de la fantasía. Entonces, al descubrirlos, surge naturalmente la pregunta, ¿qué hacen todos estos unicornios en la Biblia? ¿Por qué se mencionan los unicornios en la Biblia?

Tratemos de averiguarlo.

Respuestas correctas para preguntas correctas

Antes de apresurarnos a asegurar que “la Biblia dice que existen los unicornios“, debemos revisar todo el contexto y entender porque la Biblia habla de unicornios. A veces la pregunta no es qué hacen allí, sino cómo llegaron allí, es decir, ¿estaban allí desde el principio, cuando la Biblia surgió de la pluma de los escritores inspirados, o se fueron colando después, por las orillas? Vamos a revisar cuál es el caso con nuestros amigos unicornios.

Haciendo un inventario de unicornios en la Biblia

Primero que nada, hay que hacer una lista de los versículos en donde la biblia habla sobre los unicornios. Nada complicado gracias a dos buenas herramientas de software que nos presentan la lista en segundos y que aprovecho para recomendarte, pues te pueden servir de gran impulso en tus estudios, más cuando te enteres que las dos son gratuitas. Se trata de LDSView y E-Sword.

Con LDS View, que es una herramienta desarrollada por los geniecillos de la Universidad Brigham Young, puedo buscar de una vez en todos los libros canónicos, y es por eso siempre mi primera opción. Busco todos los pasajes donde la Biblia menciona a los unicornios, pero, ¡oh sorpresa! que no encuentro ni un sólo unicornio en la Biblia Reina Valera SUD. Esto agrega un elemento más a la intriga. Si no están en la edición SUD de la Reina Valera, entonces, ¿cómo es que los han visto? ¿Dónde los vieron?

Me tuve que mover a E-Sword, donde tengo la Biblia Reina Valera Gómez. Esta es una edición de la Biblia Reina Valera muy práctica, porque tiene las palabras de Jesucristo resaltadas en rojo. Y allí sí que aparecen los unicornios de la Biblia. También están en la Biblia King James, la versión del Rey Santiago, en inglés. Están en nueve versículos de estas dos versiones, en los libros de Números, Deuteronomio, Job, Salmos e Isaías. Y en ningún otro lado aparecen unicornios en la Biblia, parece que estos libros les vinieron bien.

También lee
El secreto para resistir la tentación

Este es nuestro listado de unicornios bíblicos, míralos bien (como ellos te miran a ti), porque este es nuestro material de estudio:

Catálogo de unicornios en la Biblia (donde habla la Biblia de unicornios)

  • Números 23:22 Dios los ha sacado de Egipto; tiene fuerzas como de unicornio.
  • Números 24:8 Dios lo sacó de Egipto; tiene fuerzas como de unicornio; comerá a las naciones sus enemigas, y desmenuzará sus huesos, y asaeteará con sus saetas.
  • Deuteronomio 33:17 Su gloria es como la del primogénito de su toro, y sus cuernos, cuernos de unicornio; con ellos acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra; y éstos son los diez millares de Efraín, y éstos los millares de Manasés.
  • Job 39:9 ¿Querrá el unicornio servirte a ti, o quedar en tu pesebre?
  • Job 39:10 ¿Atarás tú al unicornio con coyunda para el surco? ¿Labrará los valles en pos de ti?
  • Salmos 22:21 Sálvame de la boca del león, porque tú me has librado de los cuernos de los unicornios.
  • Salmos 29:6 Los hace saltar como becerros; al Líbano y al Sirión como cría de unicornio.
  • Salmos 92:10 Pero tú exaltarás mi cuerno como el del unicornio; seré ungido con aceite fresco.
  • IsaÃas 34:7 Y con ellos caerán unicornios, y toros con becerros; y su tierra se embriagará de sangre, y su polvo se engrasará de grosura.

Características de los unicornios bíblicos

El anterior listado nos sirve para identificar donde se mencionan los unicornios en la Biblia. Con sólo ver estos versículos agrupados aprendemos ya algunas cosas importantes sobre los unicornios mencionados en la Biblia:

  • El animal que buscamos era conocido en las épocas de Abraham, Job, David e Isaías.
  • Se trata de un animal reconocido por su fortaleza, de naturaleza silvestre, indómito y salvaje, imposible de domesticar.
  • Habita en manadas y cuida a sus crías.

Ahora que tenemos ya identificado nuestro pequeño zoológico de unicornios en la Biblia, y sus características, tenemos que saber de dónde vienen. ¿Están en el original hebreo?

LDS View tiene una versión interlinear del original hebreo que nos puede dar una pista. Veámosla:

LDS View encontró hasta 9 unicornios en la versión King James de la Biblia. La versión interlinear es una chulada porque te pone el hebreo lado a lado con el inglés. Déjame mostrarte cómo es que aparecen, en el hebreo y en el inglés, cada uno de estos 9 versículos. Haz click en cualquier imagen para ampliarla.

Extrayendo, vemos que la palabra original es

  • Unicornios en la Biblia - Singular(reem) para el singular
  • Unicornios en la Biblia - Plural(reim) para el plural
También lee
El orden de los eventos de la infancia de Jesús

Todo este ejercicio ha servido para mostrarte que la palabra original del hebreo, se está usando en forma consistente y que los unicornios en la Biblia son siempre los mismos. También observamos que nuestros amigos de BYU han agregado notitas para decirnos que esta palabra se traduce más bien como “bisonte”, “búfalo” o “buey salvaje”. Pero, si es así, si este es un bisonte o buey salvaje, ¿cómo llegaron los unicornios a nuestras Biblias?

Cómo un animal común se transformó en unicornio

El erudito bíblico Adam Clarke identifica, en su Comentario y Notas Críticas sobre la Biblia, la fuente de toda la confusión. Verás, entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, el periodo que nosotros llamamos intertestamentario, los judíos estuvieron mucho en contacto con la cultura griega. Fue entonces que decidieron que debía hacerse una traducción de los libros sagrados del hebreo al griego. Setenta expertos se pusieron a hacerla, así que esta es la traducción que nosotros conocemos como la Septuaginta.

La Septuaginta es muy importante para nosotros como referencia de muchas cosas, pero esta vez los expertos judíos vieron allí el término reem y no supieron a qué atribuírselo, así que lo tradujeron, desafortunadamente, como monoceros (un animal de un sólo cuerno). En fin, que al mejor cazador se le va una liebre. Quizás relacionaron a este animal salvaje e indómito con el rinoceronte, que es el único monoceros terrestre. Ciertamente el rinoceronte es fuerte, salvaje y difícil de domesticar. Los unicornios son mencionados en la Biblia, entonces, gracias a los traductores de la Septuaginta.

Pero en su análisis no se dieron cuenta de que hay un pasaje en Salmos y otro en Deuteronomio en donde claramente se habla de “cuernos” y no de un sólo cuerno. Clarke se extiende sobre este punto: “Que el reem de Moisés no es un animal de un solo cuerno es suficientemente evidente por el hecho de que Moisés, hablando de la tribu de José, dice, “tiene CUERNOS de un unicornio”, o reem, donde cuernos se menciona en plural, [mientras que] el animal se menciona en singular”.

O sea, que los unicornios en la Biblia tienen más de un cuerno. Entonces ya no son unicornios.

Pues ni modo, a nuestros valerosos amigos que nos hicieron llegar la Septuaginta esta liebre se les fue. Se les fue.

Aunque Clarke expresa su opinión de que este animal pudo haber sido el rinoceronte (que a veces tiene dos cuernos), la mayoría de los eruditos bíblicos termina concluyendo que es un bisonte o buey salvaje. El diccionario de la Biblia SUD, en inglés, incluso aventura la especie, como veremos a continuación:

Un antiguo error en la traducción de la Biblia

En vista de que nuestra edición SUD de la Biblia Reina Valera no trae ningún unicornio, la GEE (Guía de Estudio de las Escrituras) tampoco lo tiene. Pero ya que en inglés los SUD usan la versión King James y esta versión trae todo el zoológico, la Bible Dictionary que le acompaña sí le dedica una entrada a los unicornios:

“Unicornio. Un buey salvaje, el Bos primigenius, ahora extinto, pero una vez común en Siria. La traducción puesta en la KJV (King James Version) es desafortunada, ya que el animal del que se habla tiene dos cuernos”.

Si fuiste observador habrás notado ya que hay dos de los nueve pasajes en donde se habla de “cuernos” en lugar de “cuerno”. El pasaje de Deuteronomio 33 es particularmente notable, porque en él se describe primero a un toro y después la acción de “acornear” a la manada para agruparla, que es precisamente lo que hacen los toros o bueyes salvajes. Hay, entonces, una pérdida de congruencia entre la primera mención del versículo (el toro) y la segunda (el unicornio). Para que el versículo se mantenga congruente, los dos animales deberían ser el mismo. Es un animal con “cuernos”, y es un toro o buey.

También lee
Moisés llamó a setenta líderes como testigos especiales de Jesucristo

El emblema de la tribu de José

Ese versículo es de particular importancia porque de él ha salido el emblema de la tribu de José. El emblema debería ser un buey salvaje, pero debido al error de traducción en la Septuaginta pasó a nosotros como un unicornio. Los ilustradores han tomado, alternativamente, uno u otro símbolo, según la edición de la Biblia que hayan consultado. En algunas Biblias se preserva el error del unicornio. En otras Biblias se corrige el error de traducción. Entonces, sí, es verdad, los unicornios se mencionan en la Biblia, en algunos versiculos, pero no en todas las versiones y ediciones. Se trataba de un toro o buey salvaje. Podemos estar ciertos de que, en realidad, los unicornios nunca existieron y que los unicornios en la Biblia son sólo el resultado de un error de traducción.

Conclusión: Errores en la traducción de la Biblia

El análisis que hemos hecho el día de hoy muestra que la Biblia no ha sido traducida siempre en forma correcta. Existen pequeños errores de traducción aquí y allá, como este, que convierte de repente un animal real en un fantástico unicornio. Aunque la mayoría de estos errores de traducción son irrelevantes y el tema que hemos presentado hoy es, a lo más, interesante, existen otros, particularmente los que tienen que ver con las ordenanzas, las profecías y los convenios de Dios con los hombres, los cuales inciden fuertemente en la correcta interpretación de la doctrina. Los Santos de los Últimos Días somos afortunados al tener disponible la revelación, escrituras adicionales y una serie de documentos y recursos que nos ayudan a obtener la interpretación correcta o a recuperar, en la mayoría de los casos, el pasaje de escritura original. Demos gracias a Dios por el don de la revelación moderna.