El compañero de Pablo de Tarso que abandonó la misión

0
140

Demas (nombre abreviado de Demetrio, (que significa “perteneciente a Deméter”, diosa griega de la agricultura) es un personaje bíblico mencionado en tres epístolas de Pablo de Tarso en el Nuevo Testamento.

En torno al año 60, Pablo estaba encarcelado por vez primera en Roma y desde allí escribe varias epístolas a congregaciones (o iglesias) en las que incluye los saludos de Demas.

En la que escribe a la congregación de Colosas, Pablo cita a Demas junto al médico Lucas el Evangelista y el propio apóstol.

Colosenses 4:14
14 Os saluda Lucas, el médico amado, y Demas. (Colosenses 4:14)

En esa misma época, Pablo escribe a un compañero cristiano también de Colosas, Filemón, a quién transmite los saludos de Demas.

FilemÃn 1:23–24
23 Te saludan Epafras, mi compañero de prisión por Cristo Jesús,
24 Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores. (FilemÃn 1:23–24)
Finalmente, en torno al año 65 (según otras fuentes años 66 o 67) en su segunda epístola a Timoteo también escrita en Roma, Pablo acusa a Demas de haberle abandonado “por amor de este siglo”, o según otras traducciones bíblicas por amor “a este mundo” en contraposición con la esperanza cristiana de una vida futura superior.
2 Timoteo 4:9–10
9 Procura venir pronto a verme,
10 porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica; Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia. (2 Timoteo 4:9–10)

Aunque Pablo no menciona explícitamente la causa del abandono de Demas (si es por amor a lo material o por temor al martirio que efectivamente acabó con la vida de Pablo en los días de Nerón) queda claro en su declaración la opinión del apóstol de la pérdida que significaba para Demas su postura. Posiblemente regresó a su ciudad natal, Tesalónica.

También lee
Las 3 audiencias significativas de el Sermón del Monte

Vemos así un contraste notable entre la actitud de Aristarco, también de Tesalónica, (dispuesto a dar la vida, constante en sus misiones), Lucas (“sólo Lucas está conmigo) y Demás, quien terminó por abandonar la misión para retornar al mundo.

Fuente: Wikipedia

Compartir
Artículo anteriorSatanás entre los hijos de Dios
Artículo siguienteEl significado de “dar suerte perfecta”
JPMarichal
JPMarichal se define a sí mismo como un investigador permanente del evangelio. Aunque se crió en una familia atea encontró a Jesucristo (o Jesucristo le encontró a él) cuando tenía 12 años de edad. Como resultado de una experiencia espiritual, se bautizó en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1984 y desde entonces ha desarrollado diversos métodos para el aprendizaje y la enseñanza eficaz del evangelio.Puedes conocer más sobre su conversión y su historia en Acerca del autor.

Dejar respuesta