Cómo cuidaban María y José su equilibrio espiritual

0
53
José y Maríason un ejemplo de equilibrio espiritual
José y María son un ejemplo de equilibrio espiritual.
Lucas 2:43
43 Y cumplidos los días, al volver ellos, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin saberlo José y su madre. (Nuevo Testamento | Lucas 2:43)

Este pasaje es revelador de dos aspectos concernientes al carácter espiritual de María y José.

María y José se deleitaban en las cosas espirituales

Tras la celebración de la Pascua, propiamente dicha, sus padres no se dieron prisa en regresar. Aunque sólo se les requería permanecer los primeros dos días, se quedaron los ocho. Muy bien puede ser que, como excelentes padres, desearan compartir con Jesús y mostrarle la festividad en su integridad. O bien, sólo se deleitaban espiritualmente en el cumplimiento de la ley de Moisés, yendo más allá de la letra de la ley y regocijándose en el espíritu. El versículo 43 dice que no regresaron a Nazaret sino hasta que se hubieron “cumplidos los días”, es decir, todos los días de la fiesta.

El equilibrio en la vida

Sin embargo, había que volver a Nazaret, donde esperaban las obligaciones cotidianas. Sobre esta muestra de equilibrio, los eruditos Jamieson y Fausset hacen un comentario que a mí en lo personal me agrada y del que todos podemos aprender:

“…si los deberes de la vida tienen que dar lugar al culto, a su vez éste tendrá que darles lugar a aquéllos. Jerusalén es bueno, pero también lo es Nazareth; que el que descuida lo uno, bajo pretexto de atender a lo otro, piense en esta escena”. (Jamieson, Roberto, A. R. Fausset & David Brown. 2002. Comentario exegético y explicativo de la Biblia – tomo 2: El Nuevo Testamento. El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones).

También lee
El número cuarenta en la Biblia

Dejar respuesta