Cómo cambia el tratamiento del reino de Dios en el evangelio de Mateo

0
157
El reino de Dios en la tierra

Introducción: La necesidad del reino de Dios

Hola, pronto estaremos revisando el Sermón del Monte, calificado por muchos como el sermón más grande de todos los tiempos. Dicen que sólo toma 18 minutos leerlo en voz alta; como leo medio tartamudo me toma el doble, y aún así, tengo que reconocer que con sólo tres capítulos es un sermón relativamente corto. ¡Pero qué poderosos los conceptos que contiene! Jesús propuso en él prácticamente toda una reforma social. De hecho, lo que establece allí es el esbozo de el reino de Dios en la tierra (y aún le dice al Padre, como para reafirmarlo, “venga a nos Tu reino, así en la tierra como en los cielos”; pues más claro, ¡ni el agua!).

Como este es el esbozo del reino de Dios en la tierra, nos viene bien entender de qué se trata y cómo es el concepto de el reino de Dios en el evangelio de Mateo.

El reino del hombre y el reino de Dios

Facebook y las redes sociales están repletas de críticas políticas. En realidad, es una especie de tradición (antiquísima) quejarse del gobernante en turno. Habrá que aceptar que no es muy práctica, porque consiste más que nada en preocuparse y no en ocuparse, y se basa en la necesidad imperiosa de echarle la culpa de todo a alguien más, pero es fácil corroborar que se trata de una tradición muy bien establecida. Después de todo, un punto en el que mágicamente todos quedamos de acuerdo es en la ineficiencia de los gobiernos de los hombres. ¡Es algo de lo que podemos conversar sin temor a equivocarnos!

También lee
La profecía de Isaías que no es de Isaías

Jesús está consciente de este estado de cosas y propone cambiarlo, pero requiere que el hombre le acepte. Hasta donde el hombre le brinde a Jesucristo su confianza y su aceptación, Jesucristo reina; primero en el corazón, después en la célula básica de la sociedad, que es la familia. Después, a través del servicio, en toda la sociedad. Imaginemos un lugar en que Dios reine de manera absoluta y la única ley sean sus mandamientos. Ese estado de plenitud y de paz es el reino de Dios en la tierra. Y el primer lugar en que tiene que reinar es en tu propio corazón.

Sión, el reino de Dios en la tierra

Un sinónimo que emplean a veces las escrituras es el término “Sión“. Se utiliza por motivos históricos, pues hace referencia a una sociedad en que el reino de Dios dejó de ser un ideal para convertirse en una realidad contundente. Luego, el reino de Dios es más que una utopía, cuenta con antecedentes históricos reales y con normas claras que facilitan su institución. Obrando de acuerdo con esas normas, tenemos nuevos ejemplos de instancias de sociedades de Sión entre la Iglesia de los primeros apóstoles y también algunos otros ejemplos en el continente americano. Pero como no es el tema de esta plática nos quedaremos “picados” y hablaremos más de eso en otra ocasión.

El reino de Dios en el evangelio de Mateo

Lo que quiero hacer consciencia es que Mateo hace un tratamiento distinto del término “el reino de Dios” al que le dan el resto de las Escrituras. Sí, Mateo es único en su tratamiento del término “el reino de Dios”. Y es que Mateo dirige su evangelio a los judíos, y a los judíos más ortodoxos y rígidos. Por eso, para no ofenderles con la frecuente repetición del nombre de Dios, él utiliza el término que más se le aproxima como sinónimo. Y entonces, en vez de referirse al “reino de Dios”, él dice “el reino de los cielos”. Y esto lo hace solamente Mateo. En los pasajes paralelos a los suyos verás que los otros evangelistas usan el término “reino de Dios” con menos rodeos.

También lee
Las 3 audiencias significativas de el Sermón del Monte

Beneficios de entender el tratamiento de Mateo

La precisión también es útil para no confundir las cosas, ya que el término “el reino de los cielos” podría confundirse con el “reino de los cielos”, o reino celestial, según es utilizado este término por otros pasajes en las Escrituras. No debe ser confundido porque en realidad hay una secuencia. Primero se establece el reino de Dios en la tierra, luego este es la antesala para poder establecerse el reino celestial. Es por eso que Jesús (y Mateo lo cita) dijo tan claramente que el propósito es establecer “Tu reino, así en la tierra como en el cielo”, siendo el reino celestial, el reino que ya existe en los cielos y en el que el Padre Celestial reina, el prototipo del reino de Dios.

El Sermón del Monte como plan del establecimiento del reino de Dios

El Sermón del Monte no es más que la propuesta de Jesucristo para el establecimiento de el reino de Dios en la tierra. Mateo fija este sermón al comienzo del ministerio de Jesucristo en Galilea. Cuando las multitudes comienzan a seguirle, entonces les revela el plan. Que las multitudes comprenden que se trata de un reino superior a los existentes se manifiesta en su comentario final de que Jesús hablaba “como quien tiene autoridad” y no como los gobernantes existentes. Y es que se trataba nada menos que de la propuesta misma del Rey de reyes.

Dejar respuesta