El problema de la diferenciación de los Diez Mandamientos

La Wikipedia se refiere con el siguiente párrafo al problema histórico que plantea la numeración de los Diez Mandamientos, el cual ha dado origen a las diferencias de tratamiento del Decálogo entre las diferentes confesiones judeocristianas:

“El Antiguo Testamento menciona diez mandamientos individuales;​ a pesar de que hay más de diez oraciones imperativas en los dos textos más relevantes: Éxodo 20:1-17 y Deuteronomio 5:6-21​. Asimismo, no esclarece la forma en que estos textos deberían dividirse para que, a su vez, den lugar a los diez mandamientos. La división tradicionalmente utilizada por las iglesias Católica y Luterana se dio a conocer originalmente por el Padre de la iglesia Latina Agustín de Hipona (354–430) en su libro “Questions on Exodus”.​ Otras iglesias Cristianas, como la iglesia Ortodoxa y algunas iglesias Protestantes, usan una de las formas establecidas por los Padres Griegos. Ambas formas difieren un poco en la numeración, aunque mantienen la misma esencia.​ La numeración judía difiere de las denominaciones cristianas en cuanto a la consideración de que el prólogo referido por los cristianos es realmente el primer mandamiento íntegro” (Wikipedia, Diez Mandamientos).

El tratamiento de los Diez Mandamientos en el cristianismo

Los Diez Mandamientos aparecen listados de manera diferente en los documentos de las diversas confesiones. La siguiente tabla servirá para hacer una comparación ilustrativa entre judíos, católicos y evangélicos con respecto a la forma en que el decálogo es considerado. Los Santos de los Últimos Días aparecen listados junto con los evangélicos en esta ilustración, por dar a los Diez Mandamientos un tratamiento semejante.

Judíos Evangélicos/SUD Católicos/Luteranos

Los diez mandamientos

1 P 1 2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre.
2 1 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.
2 4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa alguna que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás, porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación de los que me aborrecen,
6 y que hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
3 3 2 7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.
4 4 3 8 Acuérdate del día del reposo para santificarlo.
9 Seis días trabajarás y harás toda tu obra,
10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no harás en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas.
11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.
5 5 4 12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.
6 6 5 13 No matarás.
7 7 6 14 No cometerás adulterio.
8 8 7 15 No hurtarás.
9 9 8 16 No dirás contra tu prójimo falso testimonio.
10 10 9-10 17 No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la esposa de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Diferencias de tratamiento a los Diez Mandamientos

La diferencia de tratamiento entre judíos, evangélicos y Santos de los Últimos Días es muy corta, limitándose a la diferenciación entre el primer y segundo mandamiento. En cuanto al tratamiento dado a los Diez Mandamientos por la Iglesia católica, ésta considera los primeros dos mandamientos como uno sólo, lo que desplaza el lugar de los demás mandamientos (el tercero considerado como segundo y así sucesivamente) y obliga a aglutinar el versículo 17 tanto como noveno o décimo mandamiento, según la fuente que se consulte.

Los Diez Mandamientos en el catecismo católico

La fraseología católica de los Diez Mandamientos no los cita tal cual aparecen en las escrituras, sino que se trata de un resumen adaptado a la doctrina y prácticas particulares de la Iglesia católica. Por ejemplo, el cuarto mandamiento no habla del “día de reposo”, sino de “las fiestas”, en general. En los catecismos católicos, los Diez Mandamientos aparecen listados de la siguiente manera, a la cual se le llama “Fórmula catéquica”:

1º Amarás a Dios sobre todas las cosas.

2º No tomarás el Nombre de Dios en vano.

3º Santificarás las fiestas.

4º Honrarás a tu padre y a tu madre.

5º No matarás.

6º No cometerás actos impuros.

7º No robarás.

8º No dirás falso testimonio ni mentirás.

9º No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10º No codiciarás los bienes ajenos.

Los Diez Mandamientos entre los Santos de los Últimos Días

Los Diez Mandamientos son usualmente enseñados por los Santos de los Últimos Días como parte de las charlas misionales. El manual “Leales a la Fe”, dirigido a los hombres y mujeres jóvenes de la Iglesia, ofrece una breve pero valiosa explicación que pone de relieve la división de los diez mandamientos considerada por parte de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los Diez Mandamientos se encuentran también enumerados en el Libro de Mormón y son referenciados en el libro de Doctrina y Convenios.

Bibliografía