Adán entendía el propósito del sacrificio de animales

    0
    507

    "En la antigüedad, los sacrificios de sangre llevaban a la gente a Cristo por ser una representación simbólica de Su vida y Su misión.

    “Se enseñó a Adán que el sacrificio sobre el altar era “una semejanza del sacrificio del Unigénito del Padre” (Moisés 5:7). Eso nos enseña que, originalmente, los hijos de nuestro Padre comprendían la relación que existía entre el sacrificio de sus ofrendas y el del Cordero de Dios (véase D. y C. 138:12–13).”

    Bibliografía

    • Ballard, M. Russell: La ley de sacrificio. En: Liahona marzo de 2002, pág. 17.