Análisis y resumen de Génesis 1, en la Biblia

    0
    192
    Resumen de Génesis 1

    Análisis y resumen de Génesis 1

    Resumen de Génesis 1

    El presente resumen de Génesis 1 te ayudará a recorrer las secciones que componen el capítulo dos de Génesis. Mientras escuchas el archivo de audio de la parte superior para escuchar el capítulo, trata de identificar las siguientes secciones (perícopas) que componen el capítulo. En este capítulo se muestra cómo creó Dios “los cielos y la tierra”, culminando con la creación del hombre.

    Dentro del sexto día es necesario trazar una subsección:

    • La creación del hombre sobre la tierra (Génesis 1:26-31)
      • La imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27)
      • Las instrucciones de Dios (Génesis 1:28-31)

    A continuación se hará un comentario breve sobre cada una de estas secciones (perícopas). Se creará un artículo para hacer un comentario más amplio sobre cada una de ellas y también encontrarás enlaces hacia temas adicionales.

    El estado inicial de la tierra (Génesis 1:1-2)

    El primer capítulo del libro de Génesis, Génesis 1, contiene un pequeño prefacio que nos pone en antecedentes del estado inicial de la tierra, identificando a Dios como su Creador e indicando que la tierra se encontraba desolada y vacía al momento de su creación.

    [irp posts=”26665″]

    Los seis días de la Creación (Génesis 1:3-31)

    La parte más amplia de Génesis 1 se concentra en los seis días de la Creación. Nota que se dan en progresión y que con cada uno la obra de la Creación se va perfeccionando. Cada día agrega algo al anterior para culminar en el día seis, al cual se brinda más detalle, por culminar con la colocación de los hijos de Dios, comenzando con el primer hombre y la primera mujer sobre la tierra.

    [irp posts=”118585″]

    El relato de los seis días de la Creación proporciona el camino para llegar al sexto día, al que se le brinda mucha mayor atención y detalle por ser en el que es creado el hombre a imagen y semejanza de Dios.

    El primer día de la Creación (Génesis 1:3-5)

    El primer día de la Creación Dios separa la luz de las tinieblas y comienza el conteo del tiempo en la Creación.

    [irp posts=”118542″] [irp posts=”118543″]

    El segundo día de la Creación (Génesis 1:6-8)

    El segundo día de la Creación Dios separa las aguas terrestres de las nubes del cielo, dándose inicio al ciclo del agua.

    [irp posts=”118581″]

    El tercer día de la Creación (Génesis 1:9-13)

    El tercer día de la Creación Dios hace emerger la tierra seca y se coloca la vegetación.

    El cuarto día de la Creación (Génesis 1:14-19)

    El cuarto día de la Creación Dios coloca la tierra en relación a los astros gobernantes: el sol, la luna y las principales estrellas.

    El quinto día de la Creación (Génesis 1:20-23)

    El quinto día de la Creación Dios coloca la vida animal sobre la tierra, iniciando con los peces y aves, los cuales emergen de las aguas.

    El sexto día de la Creación (Génesis 1:24-31)

    Dios coloca en la tierra a los animales terrestres y al hombre. Se describe primeramente la creación de las bestias terrestres, en continuidad con la creación de la vida animal que se describe en el día anterior.

    La Creación del hombre sobre la tierra (Génesis 1:26-31)

    Como decíamos, dentro del sexto día es necesario trazar una subsección, debido a su importancia. Se trata de la creación del hombre sobre la tierra. Esta narración incluye dos partes:

    • la imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27) y
    • las instrucciones de Dios (Génesis 1:28-31).

    La imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27)

    Los versículos 26 y 27 de este segmento son tan importantes que forman parte de las escrituras de dominio del SEI. El hombre fue creado no sólo a la imagen, sino también a la semejanza de Dios. No fue creado incidentalmente, ni es como las demás creaturas de Dios. Es el hijo mismo de la divinidad, cuyo cuerpo fue formado el sexto día de la Creación, pero cuyo espíritu fue creado mucho antes de la formación de esta tierra.

    Las instrucciones de Dios (Génesis 1:28-31)

    El capítulo termina con el primer registro de la comunicación entre Dios y el hombre (lo que hoy en día llamamos revelación). Dios se dirige al hombre para señalar su autoridad y dominio sobre el resto de la Creación (Génesis 1:28), es decir, su sacerdocio, y para darle instrucciones de fructificar y multiplicarse. Se le señala también una forma de alimentación, tanto a ellos como al resto de las criaturas terrestres.