Análisis y resumen de Génesis 2, en la Biblia

    0
    1116
    Resumen de Génesis 2

    Resumen de Génesis 2

    El presente resumen de Génesis 2 te ayudará a recorrer las secciones que componen el capítulo dos de Génesis. Mientras escuchas el archivo de audio de la parte superior para escuchar el capítulo, trata de identificar las siguientes secciones (perícopas) que componen el capítulo.

    A continuación se hará un comentario breve sobre cada una de estas secciones (perícopas). Se creará un artículo para hacer un comentario más amplio sobre cada una de ellas y también encontrarás enlaces hacia temas adicionales.

    La consagración del día de reposo (Génesis 2:1-3)

    Dios finalizó la creación consagrando el día séptimo, el sábado, como día de reposo. El relato sólo nos indica que el Señor “bendijo el día séptimo y lo santificó” (Génesis 2:3). El significado de esta “santificación” (consagración) es esclarecido después en los Diez Mandamientos: “el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no harás en él obra alguna…” (ver Exodo 20:8-11).

    El séptimo día dejó de observarse gradualmente en el siglo I por los primeros cristianos de la Iglesia Primitiva, que pasaron a utilizar el día domingo como día de reposo en celebración de la resurrección de Jesucristo, que se realizó “el primer día de la semana” (Mateo 28:1).

    [irp posts=”23483″ name=”Cómo reemplazó el domingo de resurrección al sábado judío”]

    La Creación espiritual (Génesis 2:4-7)

    Génesis 2:4-6 recapitula una parte de la Creación desde un punto de vista diferente al de Génesis 1. Al hacer esta recapitulación habla sobre la creación espiritual, efectuada en la vida preterrenal y que precedió a la creación física: “toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que brotase”. El Libro de Moisés, en la Perla de Gran Precio, clarifica: “Porque yo, Dios el Señor, crée espiritualmente todas las cosas de que he hablado, antes que existiesen físicamente sobre la faz de la tierra… no había hombre todavía… porque los había creado en el cielo” (Moisés 3:5)

    Observa cómo estos versículos, ubicados a manera de paréntesis, hacen una evocación rápida sobre el estado previo a la Creación señalando nuevamente que su culminación es la Creación del hombre (Génesis 7). El versículo 7 usa un lenguaje simbólico y es sumamente valioso para comprender la incorporación del espíritu (“el aliento de vida”) en el cuerpo del hombre.

    La descripción del jardín de Edén (Génesis 2:8-14)

    Los versículos del 8 al 14 son un nuevo paréntesis necesario para explicar el escenario del Jardín de Edén, como con

    En este capítulo se muestra cómo Dios colocó al hombre en el Jardín de Edén, unió a Adán y Eva en un matrimonio celestial, diseñado para ser eterno, y les dio los primeros mandamientos.

    La prohibición del árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2:15-17)

    La creación de la mujer (Génesis 2:18-22)

    El primer matrimonio eterno (Génesis 2:23-25)