Filipenses

    0
    77
    Volúmen:
    < Anterior Siguiente >

    Introducción al libro de Filipenses

    Filipenses es la epístola del gozo y el aliento en medio de circunstancias adversas. Pablo de Tarso expresa libremente su afecto por los cristianos en Filipos, aprecia su consistente testimonio y apoyo, y los exhorta amorosamente a centrar sus acciones y pensamientos en la búsqueda de la persona y el poder de Jesucristo.

    Filipenses = Ganancia por Jesucristo

    Nombre del libro:Filipenses
    Abreviatura:Filip. (RVSUD)
    Número de capítulos:4
    Versículos notables:Filipenses 3:7; Filipenses 3:14; Filipenses 4:4
    Perspectiva de Jesucristo:El Señor ascendido
    Autor:Pablo de Tarso
    Fecha aproximada:64 d. C.

    Jesucristo es la vida, ejemplo y fortaleza de cada seguidor y miembro de su Iglesia.

    Estructura del libro de Filipenses

    Los esquemas o estructuras son excelentes maneras de comprender mejor el propósito y organización de los temas dentro de un libro de las Escrituras. El siguiente es el esquema del libro de Filipenses.
    Para obtener un análisis más detallado sobre esta estructura consulta el artículo "Estructura general del libro de Filipenses, en la Biblia".

    Estructura del libro de Filipenses

    1. Descripción de la situación de Pablo de Tarso (Filipenses 1)
    2. Exhortaciones de Pablo de Tarso (Filipenses 2-4)

    Autor del libro de Filipenses

    La carta identifica claramente a Pablo de Tarso como su autor (Filipenses 1:1), y esta autoría paulina nunca ha sido seriamente cuestionada. Sin embargo, ha habido un debate frecuente y vigoroso sobre la fecha y el lugar de escritura.

    Fecha de redacción del libro de Filipenses

    La opinión tradicional ha sido la de que Pablo escribió Filipenses entre los años 61 y 63, durante la prisión en Roma. Las referencias a la guardia de palacio (Filipenses 1:13) y la casa de César (Filipenses 4:22) concuerdan con el encarcelamiento romano de Pablo. Además, las declaraciones de Pablo en Filipenses 1:12-20 y Filipenses 4:22 sugieren fuertemente que el encarcelamiento fue bastante largo. Por lo tanto, esta carta parece haber sido escrita poco después del comienzo del encarcelamiento de Pablo registrado en Hechos 28.

    Más recientemente, sin embargo, algunos eruditos han sugerido que Filipenses se escribió en el año 55, durante el ministerio de Pablo en Éfeso (Hechos 19; 20) o sobre los años 56–61 durante su encarcelamiento en Cesarea (Hechos 24–26). Señalan que los términos “hogar de César” y “guardia de palacio” podrían referirse a las autoridades romanas en ciudades provinciales como Éfeso o Cesarea. Aquellos que defienden a Éfeso señalan que los frecuentes viajes entre la prisión de Pablo y Filipos están implícitos en 1:26; 2:19, 23–26; 4:18 sugieren que Pablo estaba más cerca de Filipos de lo que permitiría un encarcelamiento romano.

    Sin embargo, se debe tener en cuenta que Hechos no menciona un encarcelamiento en Éfeso, que Cesarea estaba mucho más lejos de Filipos que Roma, y ​​que era posible un viaje razonablemente rápido entre Roma y Filipos, que estaba ubicado en la carretera principal romana, el Via Egnatia. Por lo tanto, la opinión tradicional de que esta carta fue escrita desde Roma en algún momento entre los años 61 y 63.

    Temas y estructura literaria del libro de Filipenses

    Filipenses es una de las cartas más personales de Pablo. En ella comparte su propia experiencia con Cristo, y su lucha sobre si preferir morir para estar con Cristo o vivir para servir a los filipenses (1:21-26). Los filipenses estaban en su corazón y lo apoyaron durante su encarcelamiento (1:7), un hecho que explica la nota de gratitud que Pablo suele expresar (1: 3–11; 2: 19–30; 4: 10–20) .

    Filipenses se enfoca en el relato de Pablo de sus circunstancias actuales (cap. 1), la apelación de Pablo sobre “tener la mente de Cristo” (cap. 2), su apelación sobre tener el conocimiento de Cristo (cap. 3), y su apelación sobre tener la la paz de Cristo (cap. 4).

    Destacado en Filipenses es el tema de la alegría. La palabra “gozo” (en griego: chara) se encuentra cinco veces (1:4, 25; 2:2, 29; 4:1) y el verbo “alegrarse” aparece once veces (dos veces en 1:18; 2:17, 18; 4:4; y una vez en 2:28; 3:1; y 4:10). A pesar de sus desagradables circunstancias en la prisión, Pablo manifiesta una gozosa confianza en la provisión de Dios para él personalmente y para los cristianos de Filipos.

    Pablo exhorta a los filipenses a tener un espíritu de unidad e interés mutuo al abrazar la actitud de la humildad (2:1–4), cuyo mayor ejemplo es la encarnación y la crucifixión de Cristo (2:5–11).

    < Anterior Siguiente >