Hechos

    0
    124
    Volúmen:
    < Anterior Siguiente >

    Introducción al libro de Hechos

    Las últimas palabras registradas de Jesús sobre la tierra han llegado a ser conocidas como la Gran Comisión: “me serán testigos en Jerusalén, y en toda Judea y Samaria, y hasta el fin de la tierra” (Hechos 1:8). El libro de Hechos es la historia de los hombres y mujeres que tomaron seriamente esa comisión y empezaron a difundir el Evangelio de Cristo a los rincones más recónditos del mundo conocido, en el mismo orden descrito en las palabras de Jesús.

    Hechos = Testigos

    Nombre del libro:Hechos
    Abreviatura:Hechos (RVSUD)
    Número de capítulos:28
    Versículos notables:Hechos 1:8
    Perspectiva de Jesucristo:El Señor y Cristo ascendido
    Autor:Lucas
    Fecha aproximada:65 d. C.

    Estructura del libro de Hechos

    Los esquemas o estructuras son excelentes maneras de comprender mejor el propósito y organización de los temas dentro de un libro de las Escrituras. El siguiente es el esquema del libro de Hechos.
    Para obtener un análisis más detallado sobre esta estructura consulta el artículo "Estructura general del libro de Hechos, en la Biblia".

    Estructura del libro de Hechos

    1. Testigos en Jerusalén (Hechos 1 – 8:4)
    2. Testigos en Judea y Samaria (Hechos 8:5 – 12:25)
    3. Testigos hasta los fines de la tierra (Hechos 13-28)

    Autor del libro de Hechos

    El Libro de los Hechos es la segunda parte de un conjunto de dos volúmenes, ambos dirigidos a Teófilo y escritos por uno de los asociados de Pablo llamado Lucas “el médico amado” (Colosenses 4:14). El autor de Hechos fue un compañero de Pablo en muchos de sus viajes, como lo indica su uso de la palabra “nosotros” (por ejemplo en Hechos 16:10), que estuvo con Pablo durante su encarcelamiento en Roma (véase 2 Timoteo 4:11). Lucas 1:3-4 ofrece una pista para el propósito del autor: proporcionar “un relato ordenado … para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado”. Lucas fue un investigador y cronista de los eventos, tanto en beneficio de su amigo Teófilo como para el lector general.

    Fecha de redacción del libro de Hechos

    La narración de Hechos concluye con Pablo bajo arresto domiciliario en Roma (cerca del año 62). Debido a que Hechos no da ningún indicio de la persecución bajo Nerón (que fue en el año 64), la muerte de Pablo (cerca del año 68), o la destrucción de Jerusalén (en el año 70), muchos datan la escritura de Hechos hasta el período de los años 63–64 después de Jesucristo.

    Temas y estructura literaria del libro de Hechos

    El libro de Hechos se divide de manera natural en tres secciones. Cada sección del libro (capítulos 1–7; 8–12; 13–28) se enfoca en una audiencia particular, una personalidad clave y una fase significativa en la expansión del mensaje del evangelio.
    El Cristo resucitado es el tema central de los sermones y defensas en Hechos. Las Escrituras del Antiguo Testamento, la resurrección histórica, el testimonio apostólico y el poder de convicción del Espíritu Santo dan testimonio de que Jesús es tanto el Señor como Cristo (Hechos 2:22–36; Hechos 10:34–43) y el único camino de salvación (Hechos 4:12).
    Um crecimiento de la Iglesia de Jesucristo se destaca en el libro de Hechos. Si bien hay cuatro relatos de la vida de Jesús, este es el único libro que lleva la historia desde su ascensión hasta el período de las epístolas del Nuevo Testamento. Por lo tanto, Hechos es el vínculo histórico entre los Evangelios y las epístolas y fue escrito para rastrear el desarrollo de la Iglesia de Jesucristo a lo largo de la transición desde una generación de una membresía principalmente judía a una membresía predominantemente gentil. Esta obra apologética presenta el cristianismo como algo distinto del judaísmo, pero también como su culminación.
    A lo largo del libro, se hace hincapié en la revelación del Espíritu Santo y el poder de la resurrección de Jesús. Debido al fuerte énfasis de Lucas en el ministerio y revelación del Espíritu Santo, este libro podría considerarse como “los Hechos del Espíritu Santo que trabaja en y a través de los Apóstoles”.

    < Anterior Siguiente >