“En la bendición [patriarcal], se les hablará de su linaje en la casa de Israel. Ésa es su línea familiar, y a ésta a veces se la llama tribu. Todas las tribus se remontan hasta el gran patriarca Abraham. Su linaje personal es importante, puesto que significa que están [incluidos] en las promesas que se le dieron a Abraham de que, por medio de él, todas las naciones de la tierra serían bendecidas [véase Génesis 26:4; Abraham 2:9].

“El linaje es un ‘parentesco consanguíneo’ [Joseph Fielding Smith, Doctrina de Salvación, compilación de Bruce R. McConkie, 1979, tomo III, pág. 235]. Y eso [los] hace literalmente ‘[hijos] de los profetas’ [Nefi 20:25] con un noble linaje. Por eso suele decirse que ustedes son ‘jóvenes de linaje escogido’ [véase “A vencer”, Himnos, Nº 167] y que pertenecen a una ‘generación real y escogida’ [Pedro 2:9]” (Julie B. Beck, “Ustedes son de noble linaje”, Liahona, mayo de 2006, pág. 106).