Las leyes relacionadas con el jubileo abarcaban tres puntos.

  1. Primero, la gente tenía que hacer descansar la tierra de modo que pudiera rejuvenecerse y ser más productiva en el futuro.
  2. La segunda ley relacionada con el año de jubileo consistía en devolver las propiedades a sus propietarios originales o a sus herederos.
  3. Finalmente, durante el año de jubileo, todos los israelitas que habían sido esclavos por alguna razón, recibían su libertad.

(Elder L. Tom Perry, “Un año de jubileo“, Liahona, octubre 1998)