Mi amigo Ernesto Pelé me envía de vez en cuando análisis muy buenos en cuanto al evangelio. Este me gustó particularmente. Muestra el proceso seguido por Ammón al predicar al Rey Lamoni y a su corte, el cual puede ser dividido en tres pasos sencillos que podemos seguir también nosotros al predicar el evangelio restaurado de nuestro Señor Jesucristo. Reproduzco ahora el texto de este mensaje, tal como me lo compartió Ernesto:

Ammón dio servicio al Rey y a sus siervos

Estoy en Alma 17. Fijaos en los versículos 29 y 30:

27 de modo que mientras Ammón y los siervos del rey llevaban sus rebaños al abrevadero, he aquí, un cierto número de lamanitas, que ya habían estado allí para abrevar sus rebaños, se levantaron y dispersaron los rebaños de Ammón y los siervos del rey, y los esparcieron de tal modo que huyeron por todas partes.

28 Entonces los siervos del rey empezaron a murmurar, diciendo: Ahora el rey nos matará como lo ha hecho con nuestros hermanos, porque sus rebaños fueron dispersados por la maldad de estos hombres. Y empezaron a llorar amargamente, diciendo: ¡He aquí, nuestros rebaños ya están esparcidos!

29 Y lloraban por temor a perder la vida. Ahora bien, cuando Ammón vio esto, se le llenó de gozo el corazón, porque dijo: Manifestaré mi poder, o sea, el poder que está en mí, a estos mis consiervos, recogiendo estos rebaños para el rey, a fin de ganar el corazón de mis consiervos, para encaminarlos a creer en mis palabras.

30 Y tales eran los pensamientos de Ammón, al ver las aflicciones de aquellos a quienes él llamaba sus hermanos.

31 Y ocurrió que los alentó con sus palabras, diciendo: Hermanos míos, sed de buen ánimo, y vayamos a buscar los rebaños, y los recogeremos y los traeremos otra vez al abrevadero; y así preservaremos los rebaños del rey, y no nos matará.

32 Y sucedió que salieron a buscar los rebaños, y siguieron a Ammón; y corrieron con mucha ligereza y atajaron los rebaños del rey y los juntaron en el abrevadero otra vez.(Alma 17:27-32)

El modelo misional de Ammón

Ammon fue muy listo. No les predicó el Evangelio de inmediato a los lamanitas:

  1. Primero, les dio un buen ejemplo.
  2. Después, les sirvió.
  3. Por último, se aseguró de que sus corazones estuviesen preparados.

Cómo supo Ammón que Lamoni estaba preparado para recibir el evangelio

22 Entonces Ammón, siendo prudente pero sin malicia, dijo a Lamoni: ¿Escucharás mis palabras, si te digo mediante qué poder hago estas cosas? Esto es lo que de ti deseo. [Ammon quiere saber si el corazón del rey Lamoni está preparado.]

23 Y le respondió el rey, y dijo: Sí, creeré todas tus palabras. Y así ingeniosamente lo a comprometió. [Lo está.]

24 Y Ammón empezó a hablarle a osadamente, y le dijo: ¿Crees que hay un Dios? [El empieza a enseñar al rey el Evangelio.] (Alma 18:22-24)

Podemos seguir los mismos pasos al intentar enseñar el Evangelio a nuestros amigos. Primero, el ejemplo y el servicio. Después, la enseñanza.

Apéndice: Un detalle curioso sobre una pintura de Ammón

Ya conocéis muy bien esta pintura:La clase de espada que sostiene Ammon no se inventó hasta el año 800 d.C. Este hecho no disminuye en lo absoluto el talento de Arnold Friberg.

Guardar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here