MIAMI, Florida – Matthew Davis es nativo de Carolina del Sur y residente de Miami – por lo que es un experimentado veterano de la preparación para huracanes.

El líder de la Estaca de Miami Florida se recorrió su casa y vecindario el viernes por la mañana cuidando algunas tareas finales antes de la esperada, aunque no deseada, llegada del Huracán Irma.

“Vamos muy bien”, dijo el presidente Davis, que vive en el barrio de El Portal, cerca del centro de Miami. “Muchos de nuestros miembros han evacuado, y aquellos que permanecen se están ayudando unos a otros a prepararse.

“Esta es una tormenta realmente grande, simplemente no sabemos qué esperar”.

Uno de los homólogos del presidente Davis en la costa, el presidente de la Estaca de Fort Lauderdale Florida, Scott H. Richards, dijo que algunos de sus hogares que viven en barrios en que la evacuación es obligatoria ya han abandonado sus hogares.

“Y todo el mundo está ocupado preparándose”, informó.

Mientras tanto, en Puerto Rico, un líder mormón local dijo que estaba aliviado de que el huracán Irma ya hubiera pasado por su isla. El territorio de los Estados Unidos, densamente poblado,  no sufrió daños del mismo grado que se observó en otras regiones del Caribe.

“Tenemos mucha suerte, podría haber sido mucho peor”, dijo el viernes el presidente de la Estaca de San Juan Puerto Rico, Wilfred Rosa. “Hasta ahora nos va bastante bien, pero cerca del 70 por ciento de Puerto Rico aún no tiene electricidad ni agua corriente”.

La cobertura del teléfono celular también ha sido irregular a veces, agregó. Todos los edificios de la Iglesia en su estaca escaparon de cualquier daño significativo.

Los líderes de los Santos de los Últimos Días en Florida y Puerto Rico están de acuerdo en que Irma está uniendo gente de todos los orígenes.

“Si hay alguna bendición en todo esto, es que la gente se está uniendo”, dijo el presidente Davis, quien preside un área metropolitana que incluye una rica mezcla de residentes de habla hispana y haitiana. “Los miembros se han estado reuniendo en sus casas”.

Otros están realizando diversos actos de bondad, incluyendo apoyar en la evacuación de miembros y otros visitantes en los aeropuertos. Un Santo de los Últimos Días ha comprado varios boletos aéreos para las personas que han elegido abandonar el área de Miami.

“La gente está unida con un propósito común”, dijo el presidente Richards.

Facebook y otras formas de medios sociales están probando ser recursos clave para los mormones que se preparan para el huracán Irma. La Estaca de Miami Lakes Florida, por ejemplo, ha publicado varias páginas de preparación para desastres / huracanes en los últimos días para ayudar a las familias y unidades locales a mantenerse a salvo, protegidas, alimentadas y conectadas.

Los líderes mormones en la Florida también están haciendo lo que pueden para preparar los edificios que son propiedad de la Iglesia para los fuertes vientos y precipitaciones que acompañan al huracán Irma. El presidente Davis envió varios miembros al centro de la estaca de Miami Florida para instalar persianas  especiales en puertas y ventanas.

Mientras tanto, los misioneros en áreas vulnerables a huracanes han recibido instrucción para prepararse con alimentos, agua y otras provisiones. Los misioneros tienen o serán trasladados a áreas seguras fuera de sus residencias, según sea necesario.

Jesús y Nancy Muñoz han pasado el último par de días sellando su propia casa de Miramar. Se han abastecido de alimentos no perecederos y carbón para cocinar al aire libre en caso de no tener gas o energía eléctrica.

Artículos como agua potable y gasolina están en alta demanda.

“En una tienda local solo permitirían que la gente comprara una sola botella de agua embotellada”, dijo Jesús.

Los residentes de Miami aprendieron muchas lecciones del masivo y destructivo Huracán Andrew de 1992, agregó. Muchos hogares, hoteles y otros negocios están equipados con generadores y elementos de construcción a prueba de huracanes.

Varios miembros del barrio de Jesús y Nancy viven en casas móviles. Muchos de ellos ya se han instalado en refugios de área.

“Y muchos otros han estado ayudando a algunas de las personas mayores con el transporte y otras cosas necesarias”, dijo.

Los Santos de los Últimos Días que viven a lo largo del camino de Irma ya están anticipando la limpieza posterior a la tormenta.

El presidente Rosa dijo que su participación estaría movilizando equipos de trabajo este fin de semana para ayudar a limpiar calles y patios llenos de árboles caídos.

El presidente Richards, por su parte, dijo que su participación en Fort Lauderdale ha ayudado a varias otras congregaciones en la región después de desastres naturales pasados.

“Parece que este podría ser nuestro turno para obtener algo de ayuda”, dijo.

Fuente: http://www.deseretnews.com/article/865688380/Mormons-in-Florida-brace-for-Irma-2-while-Puerto-Rico-recovers-from-massive-storm.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!

Please enter your name here