Los incendios forestales mortales y destructivos en el norte de California han dejado a los Santos de los Últimos Días lidiando con un montón de emociones.

Primero hubo alivio.

“Todos nuestros miembros [y misioneros] están a salvo – esa es la mejor noticia”, dijo el Presidente de la Estaca de Santa Rosa California, Gary Kitchen. Pero también hay pérdida, miedo y dolor. Treinta y tres hogares de miembros de la Iglesia se vieron destruidos en la Estaca Santa Rosa California. Al menos ocho más se perdieron en la vecina Estaca Napa California.

“Estos incendios ocurrieron rápida y dramáticamente”, dijo el presidente de la estaca de Napa, Kory Judd.

Ninguna propiedad perteneciente a la Iglesia, incluyendo los centros de reunión y el hogar y la oficina de la Misión Santa Rosa de California, resultaron dañadas, aunque por lo menos dos capillas aún estaban sin energía el martes 10 de octubre. Los incendios forestales se desencadenaron el domingo 8 de octubre, y seguían ardiendo tres días después. Al menos 15 personas murieron y más de 2, 000 hogares, negocios y otras estructuras se han perdido, informó USA Today.

Mientras tanto, decenas de miles de personas en áreas amenazadas por los incendios han evacuado sus hogares, incluyendo a muchas familias mormonas.

“Todavía estamos esperando que algunas de nuestras familias miembros puedan regresar a sus hogares”, dijo Thomas Engstrom, Presidente de la Estaca de California Ukiah. La energía eléctrica se ha ido por varios días en algunas áreas y el servicio de teléfono celular ha sido irregular. Una mezcla volátil de hierba seca, pasto, calor, baja humedad y ráfagas de viento que alcanzaban casi 80 mph ha alimentado los incendios. Las comunidades fuertemente afectadas por los incendios forestales incluyen Napa, Sonoma, Kenwood, las afueras de Ukiah y los lados norte y este de Santa Rosa.

Las familias de los miembros comenzaron a ofrecer ayuda incluso cuando los equipos de bomberos estaban luchando contra las llamas dispersas. “Los miembros han respondido magníficamente”, dijo el presidente Kitchen.

Un miembro del sumo consejo de la estaca de Napa, por ejemplo, perdió su hogar debido a los incendios. Aún así, horas más tarde, estaba participando en reuniones de emergencia y buscando maneras de ayudar a otros en necesidad. “Él simplemente nos dijo: ‘Puedo sentarme y sentir lástima por mí mismo – o levantarme y tratar de ayudar a otros'”, informó el presidente Judd.

Incendios forestales en California
Los incendios forestales han causado la pérdida de hogares.

Muchos miembros de Napa viajaron a través de las regiones impactadas para entregar generadores en áreas que se habían quedado en la oscuridad por los apagones. En Santa Rosa, mientras tanto, los miembros han actuado con rapidez para entregar comidas y ofrecer refugio en sus hogares a los afectados por el desastre. Cuatro casas de reunión en la estaca de Santa Rosa han estado siendo utilizadas como refugio.

“Hemos tenido varias familias, incluyendo miembros y personas que no son miembros, que permanecen en nuestros edificios”, dijo el Presidente Kitchen.

Se espera que tome varios días hacer una evaluación completa del impacto en las familias y propiedades mormonas, agregó. Una vez que las necesidades hayan sido identificadas, los miembros están ansiosos de ofrecer apoyo en todas las maneras posibles.

Fuente: https://www.deseretnews.com/article/865690761/Latter-day-Saints-dramatically-impacted-by-California-wildfires.html
Traducción y adaptación por Juan Pablo Marichal Catalán.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here