En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Noche de Hogar es un momento especial reservado cada semana en el que las familias se reúnen y fortalecen sus relaciones mutuas y con nuestro Padre Celestial. La Noche de Hogar generalmente se realiza los lunes por la noche.
## Breve historia de la Noche de hogar familiar
En 1970, la Iglesia anunció que los lunes debían reservarse para la Noche de Hogar y que no se debería programar ninguna otra actividad de la Iglesia para esa noche. La Noche de Hogar generalmente comienza con una canción, seguida de una oración, luego una lectura de una escritura o un poema. Después de la escritura o el poema, se da una lección, seguida de una actividad. La Noche de hogar se cierra entonces con una oración, y muchas familias a menudo tienen bocadillos o golosinas. Los miembros de la familia suelen turnarse para desempeñar diferentes roles, como dirigir la música, dar oraciones, enseñar la lección o planificar una actividad.
La familia siempre ha sido una parte central de la enseñanza y la vida mormona. En 1903, el presidente de la Iglesia, Joseph F. Smith, dijo que la familia tiene un papel central en la enseñanza del Evangelio. Unos años más tarde, en 1909, la Estaca Granite en Salt Lake City comenzó un programa semanal de noches de hogar para las familias. El presidente Smith dijo que la estaca obró bajo inspiración al comenzar este programa. Tuvo mucho éxito, y en 1915 el presidente Smith pidió a todos los miembros que adoptaran el programa mensualmente. Cuando se dio esta instrucción, el presidente Smith declaró:
  Aconsejamos e instamos a la inauguración de una “Noche de hogar” en toda la Iglesia, momento en el cual los padres pueden reunir a sus niños y niñas en el hogar y enseñarles la palabra del Señor. Por lo tanto, pueden aprender más completamente las necesidades y los requisitos de sus familias … Si los santos obedecen este consejo, prometemos que se obtendrán grandes bendiciones. El amor en casa y la obediencia a los padres aumentarán. La fe se desarrollará en los corazones de los jóvenes de Israel, y obtendrán poder para combatir las malas influencias y tentaciones que los acosan”   [1]
Desde el principio, las bendiciones y los beneficios de la noche de hogar han sido enseñados a los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Curiosamente, la sociedad acaba de comenzar a alentar que se designara un tiempo particular para la  familia.

En 1965, se hizo más hincapié en la Noche de Hogar Familiar. La Iglesia comenzó a publicar manuales con lecciones semanales. En el primer manual, el presidente David O. McKay dijo:
 Los problemas de estos tiempos difíciles no se pueden resolver mejor en ningún otro lugar, por ninguna otra agencia, por ningún otro medio, que por amor y rectitud, y precepto y ejemplo, y devoción al deber en el hogar [2]
Más recientemente, el presidente James E. Faust ha dicho esto de tener la Noche de Hogar Familiar:

A menudo se necesita un esfuerzo aparentemente sobrehumano para reunir a todos para la noche de hogar. Puede que no siempre tenga ganas de orar cuando finalmente se reúna, pero obtendrá grandes dividendos si persevera [3]
Se ha hecho hincapié en varios aspectos de la noche de hogar: enseñarles a los niños la aplicación práctica de los principios que aprenden en las clases durante las reuniones de la iglesia, darles a los padres la oportunidad de abordar los problemas que enfrentan sus hijos y discutir temas familiares.
Bibliografía