¿Que pasa si hay un voto en contra en el sostenimiento de las Autoridades Generales?

11
220

En la Conferencia General SUD de abril 2015 hubo un voto en contra durante el sostenimiento de las Autoridades Generales. Para entender este hecho en contexto explicaremos la base doctrinal de la ley del comun acuerdo.

¿Que pasa si hay un voto en contra en el sostenimiento de las Autoridades Generales?

En este artículo

Origen de la Ley del Comun Acuerdo

Exodo 24:3
Y Moisés fue y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todos los decretos; y todo el pueblo respondió a una voz y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho. (Antiguo Testamento | Exodo 24:3)

¿Que pasa si hay un voto en contra en el sostenimiento de las Autoridades Generales?

Cada vez que alguien es llamado para servir en alguna organización local o mundial se nos da la oportunidad de poder sostenerlo con el alce de la mano -comúnmente con la mano derecha – en señal de apoyo. Para algunos esta demostración puede llegar a volverse mecánica y automática al levantar por inercia la mano sin meditar en la bendición que tenemos de poder manifestar nuestro apoyo o rechazo. Por otro lado, tal y como vimos en esta conferencia general de abril 2015, también podemos ver como el “voto” en contra puede usarse a la ligera. El propósito de este biblicomentario es explicar la ley del comun acuerdo y las pautas que la rigen.

Marco Historico

La ley del común acuerdo, como se le llama en Doctrina y convenios 26, donde la membrecía tiene la facultad de poder sostener a los lideres llamados, no es particular de esta dispensación ya que podemos encontrar la practica desde el Antiguo Testamento (Números 27:18–22) hasta el libro de Mormón (Mosíah 29:25–26). En esta dispensación, en 1830, cuando la iglesia se estaba organizando, José Smith y Oliver Cowdery pusieron en práctica la revelación que habían recibido antes al pedir el voto de apoyo antes de poder ser ordenados como eíderes y maestros y para organizar la iglesia de Jesucristo tal como se encuentra en Doctrina y Convenios:

Doctrina y Convenios 20:65
No se ordenará a ninguna persona a oficio alguno en esta iglesia, donde exista una rama de ella debidamente organizada, sin el voto de dicha iglesia (|Doctrina y Convenios 20:65)
Doctrina y Convenios 42:11
Asimismo, os digo que a ninguno le será permitido salir a predicar mi evangelio ni a edificar mi iglesia, a menos que sea ordenado por alguien que tenga autoridad, y sepa la iglesia que tiene autoridad, y que ha sido debidamente ordenado por las autoridades de la iglesia. (|Doctrina y Convenios 42:11)

El voto de los santos

El voto de los asistentes fue unánime en esa ocasión. Ahora bien es importante especificar que en este contexto la palabra “voto” no le da poder a los santos de poder elegir quienes serán llamados, sino más bien de ratificar a quienes el señor ha llamado. El élder Reuben J. Clark, de la Primera Presidencia, explica un poco más a detalle cual es el rol de los líderes y de los santos a la hora de sostener a quienes el Señor ha escogido como sus siervos. En una conferencia en 1940 explicó lo siguiente:

“Hablando en términos de ciencias políticas, en la Iglesia el poder para nominar recae en un grupo, las Autoridades Generales, pero el poder para sostener o elegir recae en el cuerpo de la Iglesia, quienes bajo ninguna circunstancia nominan a oficiales, pues la única función del cuerpo es la de sostener. El propósito de la asamblea es para aceptar o rechazar a quienes sean llamados como Autoridades Generales o a otros oficios. La asamblea no puede proponer a otras personas.”
Presidente J. Reuben Clark, Jr., Conferencia General de abril de 1940
Presidente J. Reuben Clark, Jr.

No existe propaganda para votar por alguien a que sea llamado a algún llamamiento ni lo habrá nunca. No hay discursos lisonjeros ni el autonombrarse para ocupar cargos, así como en los ritos y ordenanzas, la iglesia lleva a cabo procesos sencillos sin la pompa que el mundo busca. El élder Russell M. Nelson explicó que

“Todos los líderes de la Iglesia del Señor son llamados mediante la debida autoridad, y en ese respecto, ningún profeta o ningún otro líder de esta Iglesia se ha dado a sí mismo o a sí misma un llamamiento. Jamás se ha elegido a un profeta; el Señor lo dejó claro cuando dijo: “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto” (Juan 15:16). Ni yo ni ustedes “votamos” por los líderes de la Iglesia, a ningún nivel, aunque sí tenemos el privilegio de sostenerlos.”
Élder Russell M. Nelson

Dios en su sabiduría nos permite poder ser partícipes del gobierno de su iglesia no forzando sino dándonos la oportunidad de poder elegir. La pregunta que tal vez algunos nos hayamos hecho es “¿Por qué si Dios lo sabe todo y sabe a quién elegir nos permite decidir si apoyamos a quien El llame?” El Elder Orson F. Whitney en la conferencia de octubre de 1930 explica el punto brillantemente acerca de por qué José Smith y Oliver Cowdery debían ser sostenidos aun cuando habían sido escogidos por Dios:

“Después de que estos hombres han comulgado con seres celestiales y recibido mandamientos y autoridad para predicar el evangelio y administrar sus ordenanzas… ¿después de esto deben de ir ante la gente para pedir su consentimiento para organizarlos y presidir sobre ellos? Si, esa era precisamente la situación. Faltaba un elemento – el consentimiento de la gente. Hasta que esa aprobación fuera dada, no podía haber iglesia con esa gente como miembros y a esos hombres como autoridades presidentes. El gran creador nunca iba a endilgar a nadie en ninguna rama, barrio, estaca o departamento de la iglesia, a una autoridad a quien no fueran a aceptar y sostener.”
Élder Orson F. Whitney

El voto en contra

En esta conferencia pasada (Conferencia General SUD abril 2015) vimos que así como se puede apoyar a favor también se puede votar en contra de las autoridades propuestas. Cuando el élder Uchtdorf preguntó si había alguien en contra de que se sostuviera al presidente Thomas S. Monson como profeta un grupo de hermanos levantaron la mano y mostraron vocalmente su desacuerdo a lo que el élder respondió diciendo “el voto ha sido registrado.” Esta manifestación no fue un acto espontáneo sino que fue anunciado incluso en un comunicado de prensa por el grupo “#anyopposed?” antes de la conferencia.

También lee
Autoridad General SUD habla sobre el significado del templo de Roma

¿Que pasa si hay un voto en contra en el sostenimiento de las Autoridades Generales?

El tema de oponerse es una opción que se nos brinda y aunque a muchos no nos ha tocado algo así en nuestras ramas o barrios no quiere decir que no pase. De hecho ha habido otras conferencias en las que lo mismo ha sucedido tal como en el caso de Frederick Williams. La pregunta obligada aquí es ¿Cómo se manejan estos asuntos? El élder Clark en la misma conferencia de 1940 nos da la respuesta:

“Es obvio que solo los miembros de la iglesia pueden votar y que alguien excomulgado no es un miembro. Cualquiera que no desee sostener a alguien propuesto podrá no solo hacerlo aquí, sino que si lo desea, presentar las objeciones con una autoridad apropiada de la iglesia y se le dará una audiencia apropiada. Esta es la regla y el orden de la Iglesia.”
J. Reuben Clark, Jr.

El grupo de “AnyOpposed?” tiene, al igual que cualquier otro miembro de la iglesia, la oportunidad de ir con las autoridades pertinentes para poder canalizar sus preocupaciones, aunque por la naturaleza y propósito de esta organización parece ser que la idea es más bien hacer pública su rebeldía que buscar una solución a sus peticiones. Es importante, no obstante, que recordemos en qué casos son los que nosotros podemos oponernos al llamamiento de alguien. El “Manual 2: Administración de la Iglesia” nos da los procedimientos en el punto 19.3 para aclarar en qué casos de puede votar en contra de alguien:

“Si un miembro de buena conducta da un voto de desacuerdo cuando se presente a alguien para ser sostenido, el oficial que preside u otro oficial asignado del sacerdocio conversa en privado con el miembro que esté en desacuerdo después de la reunión. El oficial determina si el voto en contra se basa o no en un conocimiento de que la persona a la que se presentó es culpable de una conducta que la descalifica para servir en el cargo propuesto. No es necesario considerar los votos de oposición de personas que no son miembros de la Iglesia.”
Manual 2: Administración de la Iglesia, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias
Manual 2: Administración de la Iglesia

Es importante el poder seguir la pauta en el caso de que alguien que va a ser llamado este llevando una conducta que lo descalifique, esto ayudará a que la persona pueda arrepentirse primero y servir después. En el caso de “AnyOpposed?” lo único que se encuentra en su sitio son quejas de por qué las mujeres no son ordenadas al sacerdocio, el rechazo a la comunidad homosexual y del manejo de la Iglesia, mas nada especifico en cuanto a argumentos que pudieran descalificar al presidente Thomas S. Monson y sus consejeros, así como a las demás autoridades, de ser dignos de seguir con su llamamiento.

También lee
Elder Benjamin T. Sinjoux, setenta de area en la Polinesia francesa

Sostener al Profeta

Tenemos la bendición de poder sostener a profetas, no solo al levantar la mano sino con acciones. Es nuestro privilegio el poder apoyar el engrandecimiento del reino de Dios sobre la tierra al apoyar a quien Dios ha mandado y esto significa defender y vivir las revelaciones y mandatos que vengan por medio de los siervos del Señor. No es de extrañarse que cada vez encontremos más oposición en contra de los ungidos del Señor, de hecho se espera. Es por eso que el levantar la mano debe hacerse con más ahínco y determinación personal, debemos escoger si estamos en verdad del lado de Dios o en su contra. Así como hubo la oportunidad de elegir en los cielos si seguíamos o no a Jesucristo tenemos esa misma oportunidad en cada conferencia, en cada reunión dominical donde podemos escoger sostener a nuestros líderes locales, y cada día, al decidir si seguimos a nuestro Creador y los mandamientos que nos ha dado por difícil que sea seguirlos.

Por último comparto dos citas cruciales para entender el sentir de los apóstoles y profetas así como la voluntad del Señor:

“A pesar de cualquier problema de salud que nos pueda aquejar, a pesar de cualquier debilidad de cuerpo o mente, servimos de la mejor manera posible. Les aseguro que la Iglesia está en buenas manos. El sistema establecido para el Consejo de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce [Apóstoles] nos asegura que siempre estará en buenas manos y que, pase lo que pase, no hay necesidad de preocuparse ni de temer. Nuestro Salvador Jesucristo, a quien seguimos, a quien adoramos y a quien servimos, siempre está a la cabeza”
Presidente Thomas S. Monson
“El Señor jamás permitirá que os desvíe yo ni ningún otro hombre que funcione como Presidente de esta Iglesia. No es parte del programa. No existe en la mente de Dios. Si yo intentara tal cosa, el Señor me quitaría de mi lugar, y así lo hará con cualquier hombre que intente desviar a los hijos de los hombres de los oráculos de Dios y de su deber.”
Wilford Woodruff, Conferencia General Número 61, lunes 6 de octubre de 1890, Salt Lake City, Utah
Wilford Woodruff

Fuentes

También lee
Thomas S. Monson: Todo lo que ha crecido la Iglesia SUD durante su vida

Más información

  • The Law of Common Consent (D&C 26), una explicación (en inglés) por el Centro de Estudios Religiosos de la Universidad Brigham Young sobre el principio regulatorio de la ley del común acuerdo

11 Comentarios

  1. desde el 2.015 vienen esos votos encontra, por eso cada ves se dije que se resgistraron los votos y no que fue unanime…todo tiene su procedimiento oficial para ir resolviendo las diferencias, a mi me gustaria saber si esas personas despues llegan a hablar con sus lideres para poder plantear sus puntos de vistas.

    • Me temo que lo único que desean es hacerse notar, en defensa de lo que ellos creen correcto desde su punto de vista. Si realmente quisieran seguir el procedimiento que el Señor ha indicado no harían manifestaciones, sino que estarían, como tú lo dices, buscando revelación a través de los líderes.

      Siempre me vienen a la mente las palabras del Señor Jesucristo en Juan 15:

      16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

      Y

      4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mí.
      5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto, porque sin mí nada podéis hacer.

      Es mucho mejor hacer las cosa a la manera del Señor que estar buscando nuestra propia manera.

Dejar respuesta