El Manual Predicad mi Evangelio, 12 años de bendecir vidas en todo el mundo

0
60

El gozo del manual Predicad Mi Evangelio

10 de marzo de 2016. El presidente Dean R. Burgess servía como consejero en la presidencia general de Hombres Jóvenes cuando se presentó el nuevo manual “Predicad mi Evangelio”, a finales de 2004. Habiendo servido como presidente de misión, reconoció de inmediato el potencial del nuevo manual y ahora que servía como líder de hombres jóvenes, simplemente se emocionó. Más de diez años después, aún siente emoción al hablar del manual “Predicad mi Evangelio”.

“Es una herramienta maravillosa e inspiradora,” dice el presidente Burgess, que ahora preside el centro de capacitación misional en Provo, Utah. «Cada sección del manual ‘Predicad mi Evangelio’ tiene un mensaje profundo que enseña la doctrina de Cristo”.

Orientado hacia la conversión del propio misionero

Considerado como la herramienta más dinámica de preparación misional desde 1930, el manual fue construido con el propósito de edificar el carácter espiritual y promover la conversión del misionero mientras este se prepara para enseñar a otros.

En la introducción del libro, la Primera Presidencia explica: “El objetivo del manual Predicad Mi Evangelio es ayudarle a estar mejor preparado y a ser un misionero con un nivel más elevado de madurez y un maestro más persuasivo. Le invitamos a usarlo a diario en su preparación…”

La hermana Bonnie L. Oscarson, en un seminario reciente impartido para presidentes de Centros de Capacitación Misional y Centros para Visitantes y lugares históricos, declaró que la guía de este manual ayuda a los misioneros de todos los entornos a ser más como Jesucristo.

Orientado hacia todos los miembros de la Iglesia

Pero su alcance no es sólo para los misioneros de tiempo completo. Desde 2004, miles de miembros de la Iglesia se han volcado al aprendizaje de este manual, que ha sido el centro de capacitación en clases de seminario, quórums de sacerdocio y de hombres y mujeres jóvenes. También padres de familia lo han usado para la enseñanza en el hogar, e individuos meditan y oran en torno a sus sencillas pero profundas enseñanzas. Varios lo han encontrado como un auxiliar efectivo que les ha ayudado a vencer los temores y encontrar el gozo de predicar el evangelio.

También lee
El carácter extraordinario del jóven Jesús de Nazaret a los doce años de edad

Se invita a los misioneros y a los miembros a estudiarlo cada día junto con el Libro de Mormón y otras escrituras. Se les anima a usarlo al enseñar la doctrina de Cristo en sus charlas y reuniones.

“Predicad Mi Evangelio”, dice el presidente Burgess, “es simplemente una extraordinaria herramienta para cada miembro de la Iglesia”.

Dejar respuesta