Se halla el ejemplar histórico de Emma Smith de 1841 del Libro de Mormón

    3
    110
    Portada » Noticias » Se halla el ejemplar histórico de Emma Smith de 1841 del Libro de Mormón
    Fecha de publicación: 17/10/15
    Noticia sobre:

    Lynn y Tania Bascom, una pareja SUD de Bountiful, Utah, salieron de vacaciones este último junio, viajando por algunos de los sitios históricos de la nación en el área de Boston, Massachusetts. En el hogar de John Quincy Adams encontraron una copia de 1841 del Libro de Mormón que perteneció originalmente a alguien muy especial en la historia de la iglesia: Emma Smith, la esposa del profeta José Smith.

    El hallazgo del Libro de Mormón de 1841

    “Volvimos al este para asistir a una boda en Nantucket,” dijo a Lynn Bascom. “Mi esposa nació en Cabo Cod, y queríamos visitar el área de Nueva Inglaterra.” Mientras estaban allí, el hermano y la hermana Bascom decidieron visitar algunos sitios históricos asociados a la familia de John Adams en Quincy, Massachusetts.

    La parada final en el viaje de los sitios históricos relacionados con Adams es la casa vieja en Peacefield, el hogar de John Quincy Adams. “En su testamento, John Quincy Adams pidió que su biblioteca fuera preservada en una estructura incombustible,” dijo el hermano Bascom. “La biblioteca es realmente una pequeña cabaña pintoresca que es un edificio de piedra aislado, donde se encuentra una colección de más de 14.000 volúmenes. así que uno puede ver el extenso arsenal de libros que están allí.”

    El Servicio Nacional de Parques supervisa el viaje por los hogares históricos de Adams y un guardabosques del parque condujo la gira a la que asistieron los Bascoms. “El guía que hacía la gira nos preguntó de donde éramos, y le dijimos que éramos de Utah,” dijo Tania Bascom. “Él nos preguntó si estaríamos interesados en ver un ejemplar de una de las primeras ediciones del Libro de Mormón y nos llevó a una mesa en la biblioteca que contenía varios libros. Aproximadamente a seis pies de nosotros estaba un ejemplar de 1841 del Libro de Mormón que había sido donado a Charles Francis Adams por el profeta José Smith.”

    “Mi esposa preguntó si podríamos tocar el Libro de Mormón pero nos dijeron que no,’” dijo el hermano Bascom. “Tampoco se permitía tomar fotografías en el hogar. Fue agradable nos haya hecho notar que existía el libro. Había una grande mesa de libros que estaban fuera de vista, y ahora podíamos verla aunque estuviera unos pies lejos. Habíamos hecho esta gira antes y nunca habíamos notado el Libro de Mormón.”

    Cómo se supo que era la copia de Emma Smith

    La historia pudo haber terminado allí sin la ayuda del historiador de Utah Ron Fox, que es miembro del barrio 14 de Salt Lake. Bascoms compartieron su experiencia con él cuando volvieron a casa luego de sus vacaciones y entonces él se puso a trabajar para descubrir más. Trabajando con el Servicio Nacional de Parques, obtuvo fotos del Libro de Mormón. Los resultados resultaron asombrosos.

    Las fotos mostraban la espina dorsal del libro, indicando que había sido una copia personal de Emma Smith. “Algunos de los ejemplares de 1841 del Libro de Mormón, los primeros que se publicaron en Inglaterra, estaban grabados con los nombres de los primeros líderes de la iglesia,” explicó el hermano Fox. “José, Emma y Hyrum tenían sus propias copias, así como los miembros del Cuórum de los Doce y sus esposas. Nadie sabía donde estaba la copia de Emma hasta ahora. Ahora me pregunto donde está la copia de José Smith. Puede que alguien tenga un ejemplar de 1841 del Libro de Mormón con el nombre José Smith grabado en él y ni siquiera darse cuenta de que es una copia personal.”

    Las fotos también revelaron que José Smith había firmado personalmente el libro y Adams había documentado el recibo en la misma pagina por debajo del nombre de José Smith. Adams escribió en el Libro de Mormón que recibió, “el antedicho es la dedicatoria del principal de los mormones que me dió este libro en Nauvoo, el 15 de mayo de 1844.” Está firmada por C. F. Adams.

    “José Smith no firmó más que un puñado de ejemplares del Libro de Mormón,” dijo el hermano Fox. “Esta firma y el hecho de que la copia fuera de Emma significa que el libro valdría mucho más si estuviera en el mercado público, probablemente un millón de dólares o más.”

    La dedicatoria de José Smith en el Libro de Mormón de Adams

    Lo que los visitantes registraron en sus diarios

    Para entender el significado de este descubrimiento, es importante verificar la exactitud histórica con los registros del diario de los dos hombres que visitaron Nauvoo en mayo de 1844. Charles Francis Adams, Sr.. era el hijo del presidente John Quincy Adams y nieto del presidente John Adams. Servía en el senado del estado de Massachusetts al momento de su visita, y después fue miembro de la cámara de representantes de los E.E.U.U.. Le acompañaba en el viaje Josiah Quincy, Jr.. Él servía como miembro del Ayuntamiento de Boston al tiempo de su visita y fue elegido alcalde de Boston el año siguiente, en 1845. Decidieron hacer una parada en Nauvoo. Ambos registraron experiencias por separado en sus diarios.

    Del diario de Charles Francisco Adams, 14 de mayo de 1844: “Mientras íbamos se volvió muy necesario de descansar de nuestro curso. Quincy [Josiah Quincy Jr.,, compañero de viaje de Adams] deseaba detenerse en Nauvoo, la ciudad de los mormones y saber algo sobre Joe Smith, el profeta.”

    Viajando en el barco de vapor Amaranth, los dos se detuvieron en Nauvoo. “En la puerta de una casa de madera de dos pisos tras un poste de caminos, paramos y fuimos presentados al celebrado Joe Smith,” escribió Adams. “Un hombre de mediana edad con una expresión juiciosa pero algo ordinaria en la cara, sin rasurar y en ropajes que no eran muy selectos ni aseados. El aire entero del hombre era franco sin llegar a lo vulgar. Nos recibió con civilidad y nos introdujo inmediatamente en su casa.” (A principios del siglo XIX, “vulgar” significaba “común, pero no no necesario desagradable” [ver “una guía al vocabulario inglés del Décimo octavo-Siglo”, por Jack Lynch, 14 de abril de 2006, página 21])

    La firma de José Smith en la dedicatoria del Libro de Mormón
    Mientras permanecieron en Nauvoo, el profeta José Smith conversó con ellos, les hospedó y les alimentó. Visitaron el emplazamiento de la obra del templo de Nauvoo, la religión y la política y Adams y Quincy discutidos ambas consideraron que las momias y el manuscrito egipcios José habían procurado. Adams escribe, “él entonces nos llevó a la habitación de su madre y nos mostró cuatro momias egipcias y después comenzó a explicarnos el contenido de una carta o manuscrito qué dijo había sido tomado del pecho de una de ellas.”

    “Creo importante hacer notar que José se complació al encontrarse con estos hombres,” dije el hermano Fox. “Eran importantes en su época, uno hijo del presidente de Harvard e hijo y nieto del presidente [de los Estados Unidos], y esto en el momento en que el presidente John Quincy Adams estaba todavía vivo. Ambos eran oficiales electos y creo que José deseaba construir credibilidad para la iglesia en el este y conseguir ayuda para la iglesia en contra de los ataques de sus enemigos.”

    La posibilidad que dos ejemplares del Libro de Mormón les fueran dadas a estos oficiales, una a cada visitante, es aludida en el libro “Figures of the Past From the Leaves of Old Journals”, por Josiah Quincy, Jr. Él escribe, “tengo ante mí algunas reliquias de mi visita a Nauvoo. Aquí está el Libro de Mormón, con la dedicatoria que su descubridor y traductor le escribió, según mi petición.”

    Quincy también compartió sus impresiones sobre su visita con el profeta José Smith. “Él llegó a través de un áspero camino hasta esa ambicionada posición,” escribió. “Nacido en los rangos más bajos de la pobreza, sin haber aprendido de los libros y con el más común de todos los nombres humanos, alcanzó a la edad de treinta y nueve años el convertirse en una potencia sobre la tierra. De la familia numerosa de Smith, desde Adán (Adán [Smith] el autor de “La Riqueza de las Naciones,” quiero decir), ninguno ha ganado tantos corazones humanos y formado tantas vidas humanas como este José. Su influencia, sea para bien o para mal, es hoy potente, y aún no ha llegado a su fin.”

    ¿Qué aprendemos de este hallazgo?

    “Es emocionante que se haya encontrado un ejemplar del Libro de Mormón con una historia tan maravilloso,” dijo el hermano Bascom. “Es fascinante pensar que es parte de la biblioteca de Quincy y es interesante cómo lo hace notar en su diario. Establecer estos momentos históricos a través del hallazgo de objetos históricos disipa muchas de las ideas falsas que existen por ahí acerca de que José Smith no era real o de que el mormonismo es una ficción.”

    La hermana Bascom agregó: “de toda la experiencia me quedo con este pensamiento: John Adams y su familia fueron parte de la obtención de nuevas libertades para el pueblo de los Estados Unidos. La libertad religiosa hizo posible la prosperidad del Libro de Mormón y del evangelio del Jesucristo. Esto es un símbolo de aquello por lo cual luchó Adams y así él nos hizo llegar la bendición de la restauración del evangelio a nosotros. No mucha gente sabe cuánto han sido bendecidos por sus esfuerzos. Ésta es una de las gemas ocultas en este viaje histórico.”


    Temas: Historia, Libro de Mormon

    3 COMENTARIOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here