Podemos obedecer a Dios hoy y recibir las recompensas que valen la pena en la eternidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here