Diez secciones a distinguir en el Sermón del Monte

1
91

El Sermón de Monte merece toda nuestra atención, pues se trata posiblemente de la máxima exposición doctrinal de nuestro Señor Jesucristo y, aunque sólo abarca tres capítulos, es tan amplio en su contenido y en su aplicación que puede ser considerado desde diferentes enfoques.

Dos enfoques complementarios para el Sermón del Monte

El Sermón del MonteEl día de ayer compartí contigo un enfoque de cuatro referentes para entender el Sermón del Monte. Aunque está bien reducir las cosas a su expresión más simple, ya que es más fácil recordar sólo cuatro secciones que tooodo el sermón, te comentaba también que la segunda de estas cuatro secciones resulta, en realidad, demasiado amplia todavía, por lo que nos deja muchos “huecos”. Por eso te presento otra opción más completa, aunque también es fácil de recordar por basarse en el número diez. Como nuestro sistema es decimal, recordamos con más facilidad todo lo que se basa en el diez (o en el cinco).

Así que, si tu capacidad de recordar es limitada (cada quien se conoce a sí mismo), te recomiendo el enfoque de cuatro referentes. Pero si puedes admitir un poquito más y no se te hace difícil recordar diez puntos, definitivamente te recomiendo que lo intentes, pues favorecerá tu comprensión de la relación de Jesús con la ley. En todo caso puedes partir del básico e ir al avanzado, pues ambos enfoques no son excluyentes sino complementarios.

También lee
Los nombres de las doce tribus de Israel

El enfoque de diez secciones para el Sermón del Monte

Y ahí van para tí, sin más preámbulos, las diez secciones que componen el Sermón del Monte. ¿Ya estás listo?

  1. Las bienaventuranzas (5:1-12): Las recompensas esperadas para cada ciudadano del Reino de Cristo.
  2. Las lecciones de sal y luz (5:13-16): Los efectos de la vida cristiana en el mundo.
  3. La verdadera justicia (5:17-48): El significado más profundo de la ley de Dios.
  4. La práctica sin hipocresía (6:1-18): Los motivos correctos para la donación, la oración y el ayuno.
  5. Las preocupaciones cristianas (6:19-34): El servir a Dios en unidad de propósito y el poner su reino en primera prioridad nos libera de la ansiedad por las cosas menores.
  6. Amonestación sobre el justo juicio (7:1-6): Los peligros de juzgar con severidad y a la ligera.
  7. Invitación a la oración (7:7-12): Las bendiciones y privilegios de la oración.
  8. Los dos caminos (7:13-14): Escoger el camino angosto por sobre el amplio que conduce a la destrucción.
  9. Un árbol y sus frutos (7:15-20): “Por sus frutos les conoceréis”
  10. La importancia de las obras (7:21-29): Obedecer a Dios es mejor que hablar sobre la obediencia.

Ventajas de esta división

Como verás, en esta división quedan mucho más claros algunos aspectos que la primera pasa sólo por encimita. También observarás que existen varios puntos en común. Te invito a identificarlos, ya que estoy seguro que el sólo comparar ambos enfoques estimulará tu retentiva y ya no se te olvidarán varios de los puntos.

Consejo final

  • Cuando estudies una estructura como esta, preocúpate primero de aprender las secuencias: qué va antes y qué va después.
  • Luego, fíjate si puedes identificar comienzos: dónde y con qué se inicia cada capítulo. Asi sabrás qué pertenece al cinco, qué al seis y qué al siete.
  • Hasta el final, muy hasta el final, sólo cuando hayas dominado lo anterior, preocúpate por memorizar los versículos: desde dónde hasta dónde abarca cada sección.
  • Piensa en esto como si estuvieras pintando una pared. Hay que darle varias pasadas y con cada pasada van quedando los colores más firmes. Establece nuevas relaciones con cada pasada, porque cada nueva relación que establezcas será como un punto más para ayudarte en tu retentiva.
También lee
Introducción a los videos de la Biblia SUD en español

Más adelante pondré por separado estos puntos para que te sea más fácil encontrarlos y recordarlos. Disfruta tu día de reposo y hasta mañana, mon ami!

1 Comentario

Dejar respuesta