Las siguientes son las principales características de Mateo 6. Puedes usar este artículo para fortalecer tu memoria y para concentrarte en puntos sobresalientes sobre este capítulo de las escrituras.

Contenido

Este es el segundo de los tres capítulos que comprenden el Sermón del Monte. El Salvador condena la rigidez y el ritualismo en la adoración. Se enseña la oración ejemplar del Padre nuestro. Jesucristo enseña sobre las riquezas y sobre la ansiedad (estrés).

Personajes

Dios, Jesucristo, discípulos de Jesucristo, multitud

Contribución

La relación sincera con Dios se manifiesta en la caridad hacia los hombres, en la absoluta sinceridad y humildad en la oración, en la acumulación de tesoros celestiales y en la absoluta confianza en el Padre Celestial para suplir todas las necesidades reales y superar todas las circunstancias problemáticas.

Palabra clave

Sermón del Monte 2 (el énfasis es en la oración Mateo 6:5)

Versículos notables

Mateo 6:1

Para ser sincera, la adoración debe ser privada, más bien que pública. Debe consistir en una relación personal con Dios, llevada a cabo en privado. La conducta pública no será más que el reflejo inevitable de la adoración personal real.

Mateo 6:33

La confianza en Dios consiste en dejar en sus manos todas las cosas y ocuparse en Su obra, con la seguridad de que nuestras necesidades serán puntualmente atendidas.

Hechos notables

La oración en Mateo 6:8-13, conocida en algunas culturas como el Padre nuestro, y en otras como “la oración del Señor”, no fue proporcionada para ser repetida al pie de la letra, sino como un modelo que comprende los cuatro pasos que se deben seguir en la oración:

  1. Jesucristo se dirigió primeramente a nuestro Padre Celestial
  2. Jesucristo dio gracias
  3. Jesucristo pidió de acuerdo con sus deseos y necesidades
  4. En el caso de nosotros, la oración debe terminar en el nombre de Jesucristo (Juan 14:13; Juan 15:16; Juan 16:23; DyC 18:18; DyC 88:64). 

18 Pedid al Padre en mi nombre con fe, creyendo que recibiréis, y tendréis el Espíritu Santo, que manifiesta todas las cosas que son convenientes a los hijos de los hombres.

Doctrina y Convenios 18:18