El élder Nielson, Setenta Autoridad General y director ejecutivo del Departamento Misional, pronunció un discurso en el Centro de Capacitación Misional de Provo durante la sesión de apertura del seminario anual para presidentes de centros de capacitación misional y directores y compañeros de centros de visitantes recién llamados. Se trata de 21 parejas, de las cuales ocho se dirigen a los centros de capacitación misional y trece a los centros de visitantes y sitios históricos.

La necesidad de una visión en la obra misional

Citando el pasaje bíblico que dice “donde no hay visión, la gente muere” (Proverbios 29:18), el élder Brent H. Nielson desarrolló el lunes 8 de enero una “visión de la obra” de proclamar el evangelio. El élder Nielson se refirió a varios enfoques innovadores destinados a satisfacer las demandas del trabajo misional.

“Hablemos de dónde estamos hoy, en 2018. En 2006, había un poco más de 50,000 misioneros sirviendo en la Iglesia. En 2012, cuando el presidente Thomas S. Monson anunció una disminución en las edades para que los hombres jóvenes y las mujeres jóvenes sirvieran en misiones, se dio un gran aumento que culminó en un total de casi 90,000 misioneros. “Ese aumento ha terminado, y ahora estamos en un punto donde tenemos unos 68,000 misioneros, y creemos que vamos a quedar entre 68,000 y 70,000 misioneros… Queremos que cada misionero sirva una misión exitosa y lo haga sin interrupción”.

Cambios necesarios en el trabajo proselitista

Mostró el folleto Ajuste a la vida misional y dijo: “Esto ayuda a nuestros hombres y mujeres jóvenes a comprender cómo actuar en el servicio misional, y les enseña habilidades que pueden usar cuando llegan los tiempos difíciles, que siempre existirán.

“Durante el aumento, los bautismos por misionero no subieron”, hizo notar.

Usando un gráfico de barras mostró que los misioneros pasan la mayor parte de su tiempo encontrando en lugar de enseñar.

“El élder Nielson dijo que el Departamento Misional está analizando el “viaje del investigador” para identificar cómo es que los investigadores encuentran la Iglesia y cuántos llegan a la conversión y el bautismo. “El Departamento Misional está tratando de analizar cada paso en el camino para mejorar el rendimiento”, dijo.

Tecnología al servicio de la obra misional

El élder Nielson dijo que todos los misioneros en los Estados Unidos, Canadá, la mayor parte de Europa y gran parte de Asia ahora tendrán dispositivos móviles. En cada dispositivo está la aplicación del Departamento Misional “Planificador de la carpeta de área”.

“Combinada con el planificador, una herramienta llamada “Smart Sort” puede ayudar a un compañerismo misional a buscar personas en un vecindario a las que quizás ni siquiera hayan enseñado pero que hayan tenido contacto con misioneros en el pasado y sean más propensas a unirse a la Iglesia.

Los miembros de la iglesia que tienen la aplicación “LDS Tools” de la Iglesia en sus dispositivos móviles ahora pueden usar una función en la aplicación para enviar electrónicamente referencias misionales de las personas que conocen, señaló.

Sigue aprendiendo
Las cinco lecciones misionales del encuentro con Ismael