Nefi, el hijo de Lehi, escribió este libro en respuesta al mandato del Señor de que llevara un registro de su pueblo. Nefi probablemente nació en Jerusalén o cerca de allí. Vivió en ese sitio durante el ministerio del profeta Jeremías y el reinado del rey Sedequías. Nefi procuró su propio testimonio de las palabras de su padre concerniente a la destrucción de Jerusalén y a la necesidad que tenía su familia de salir de la cuidad. A medida que continuaba buscando y seguía el consejo del Señor, Nefi llegó a ser un instrumento en las manos de Dios. Regresó obedientemente a Jerusalén con sus hermanos dos veces, primero para obtener las planchas de bronce y más tarde para persuadir a la familia de Ismael a unirse a la familia de Lehi en el desierto. Con la ayuda del Señor, Nefi construyó el barco que llevó a su familia y a otras personas por el océano hacia la tierra prometida. Cuando Lehi falleció, el Señor escogió a Nefi para ser el líder de su pueblo.

Bibliografía