El sábado 28 de julio de 2018 el Municipio Autónomo de Guaynabo celebró una actividad donde reconoció a la Tropa de Boy Scouts 168 del Barrio Amelia de esta municipalidad.  La tropa llevó a cabo la Octava Caminata “SIEMPRE ESTUVIMOS DE PIE” desde Ponce hasta Guaynabo.   En la actividad, el Alcalde, Ángel Pérez Otero, entregó una Proclama a la tropa por su compromiso y servicio a la comunidad.

Este año la Tropa 168 tomó la iniciativa de reconocer a líderes comunitarios y organizaciones con la Medalla de Heroísmo por su servicio a las comunidades de Guaynabo tras el paso del Huracán María.  El Presidente Wilfred Rosa, de La Iglesia de Jescristo de los Santos de los Últimos Días, Estaca de San Juan fue reconocido por su activa acción en ayuda humanitaria, coordinando la entrega de materiales de construcción, suministro de primeros auxilios, luminarias, agua, comida entre otras cosas para ser repartido entre los ciudadanos.  El almacén del Municipio Autónomo de Guaynabo fue el lugar donde recibieron más de cinco vagones con estos materiales.  El Presidente Rosa estuvo a cargo de organizar grupos de la Iglesia para impactar a las comunidades con ayuda de primera necesidad.  Actualmente la ayuda continúa por parte de la Iglesia para entregar materiales de construcción y continuar reparando techos a los ciudadanos.  Además, organizó grupos de voluntarios de Estados Unidos para la reconstrucción de nueve viviendas de esta municipalidad.

 

De igual forma, el Pastor Héctor Meléndez, de la Iglesia Casa de Restauración y Misericordia del sector Cubita en Guaynabo, comenzó a organizar la entrega de suministros de primera necesidad a las comunidades cercanas a su Iglesia y a otros barrios de Guaynabo.  Como miembro de Group Missions Trip contactó al Alcalde para establecer un plan de trabajo con más de 200 voluntarios que han estado viniendo a Guaynabo para ayudar con proyectos de impacto social.  También impactó con la reparación de techos y arreglos a más de diez viviendas y llevando a cabo actividades para los niños de las comunidades afectadas.

Por otro lado, el Sr. Norman David del Valle, empleado del Departamento de la Familia, líder religioso y de la comunidad se ha mantenido ayudando a través de entrega de suministros de primera necesidad u otras ayudas.  Durante la emergencia organizó una brigada de voluntarios de Estados Unidos la cual con su apoyo impactaron varios sectores donde todavía había una necesidad apremiante en cuanto a suministros.  La labor de la Pastora Elizabeth Guidini de la Iglesia Sendero de la Cruz, trascendió en brindar albergue a entidades, comida y soporte emocional y espiritual a las personas.  El Sr. Jesús (Manolo) Vargas, líder comunitario, trabajó como voluntario en limpieza con empleados de Obras Públicas y en Vivienda entregando agua.

La labor realizada por estas organizaciones a través de sus líderes e integrantes permitió que el Municipio de Guaynabo haya superado la destrucción causada por el Huracán María.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.


Fuente: http://www.prensamormona.org.pr/articulo/reconocen-labor-voluntaria-realizada-en-el-municipio-de-guaynabo