Al regresar de Egipto, Abraham se establece en Canáan. Debido a lo extenso de sus rebaños y posesiones, pronto se genera un conflicto entre los siervos de Abraham y los de su sobrino Lot, por lo que se hace evidente la conveniencia de una separación. Lot se va a vivir en las “ciudades de la llanura” y fue extendiendo sus posesiones hasta las inmediaciones de Sodoma.

Al quedarse solo, Abraham tiene una entrevista con Dios. Dios explica a Abraham un poco más sobre el convenio de la tierra, parte del convenio de Abraham, del que hablamos el día de ayer al revisar el contenido de Génesis 12.