"Antes de comenzar a desempeñar sus deberes del sacerdocio, Aarón y sus hijos fueron consagrados enfrente de todo Israel. Cuando Aarón y sus hijos ofrecieron sacrificios de la manera correcta, “la gloria de Jehová se apareció a todo el pueblo” (Levítico 9:23). Cuando dos de los hijos de Aarón ofrecieron sacrificios no autorizados y de la manera incorrecta, fueron consumidos por fuego proveniente de Jehová. El Señor reveló leyes alimentarias y prácticas de higiene que se consideraban parte de la ley de Moisés. "

Bibliografía