La costumbre de la circuncisión comenzó con el nacimiento de Ismael.
La costumbre de la circuncisión comenzó con el nacimiento de Ismael.

A lo largo del relato de la vida de Abraham, el Convenio Abrahámico, el convenio hecho por Dios con Abraham, se detalla cada vez más. Primero se estableció este convenio en Génesis 12. Luego se ratificó en Génesis 15. Ahora, en Génesis 17, se dan más detalles sobre el mismo. Abraham había de perfeccionarse en Dios para que pudiese guardar su parte del convenio y así recibir las promesas (Génesis 17:1). Un rasgo importante de este capítulo 17 es que en él se profetiza por primera vez el nacimiento de Isaac, quien sería el heredero directo del Convenio Abrahámico (Génesis 17:19).

De importancia fundamental es que se registran en este capítulo dos cambios de nombre. El nombre de Abram es cambiado por el de Abraham (Génesis 17:5), mientras que el de Sarai es cambiado por Sara (Génesis 17:15). La recepción de un nombre nuevo es un simbolismo que indica, en las Escrituras, un crecimiento espiritual y un cambio de naturaleza. En Génesis 17 este nombre nuevo se recibe en relación con una nueva ordenanza. Se establece la ordenanza de la circunsición como un símbolo para la descendencia de Abraham de la aceptación del Convenio Abrahámico.

Abraham e Ismael son circuncidados el mismo día; el primero a los 99 años, mientras que Ismael tiene en ese momento trece años de edad. Igualmente, ese día, fueron circuncidados todos los varones de la casa de Abraham.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here