La cueva de Macpela, en Hebrón, hoy se encuentra en territorio palestino.
La cueva de Macpela, en Hebrón, hoy se encuentra en territorio palestino.

Este capítulo, Génesis 23, trata enteramente sobre la muerte de Sara, a los 127 años de edad, y de cómo es que Abraham adquirió la cueva de Macpela como propiedad para sepultura familiar. Al mismo tiempo observamos un trato mucho más cordial hacia Abraham de parte de los heteos y habitantes de la tierra, lo cual es un indicativo del carácter de Abraham, que aún cuando era forastero supo ganarse a la gente de esa tierra a través de una vida noble y ejemplar. La manera en que se refieren a él es significativa, le llaman “un príncipe de Dios entre nosotros” (Génesis 23:6). Aún cuando le ofrecen la cueva como un regalo, Abraham mantiene hasta en esos instantes su integridad, adquiriéndola por el precio más justo.

En esta propiedad, la cueva de Macpela, serán sepultados, más adelante, Abraham (Génesis 25:9) y Jacob (Génesis 49:30; Génesis 50:13). De igual manera, José, antes de morir, pidió ser puesto en este sepulcro (Génesis 50:24–26), lo cual cumplieron a su tiempo los hijos de Israel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here