El siervo de Abraham encontró a Rebeca, futura esposa de Isaac, junto a un pozo.
El siervo de Abraham encontró a Rebeca, futura esposa de Isaac, junto a un pozo.

Abraham sabe que Isaac ha llegado a la edad para casarse y busca para él una buena esposa, pero sabe que no podrá encontrarla con los cananeos entre quienes habita. Con el deseo de mantener a su hijo Isaac dentro de los términos del convenio que Dios hizo con él (el Convenio Abrahámico), Abraham encarga a un siervo que busque esposa para Isaac entre su parentela que ha quedado atrás en Harán, pero sin llevarlo con él. Le promete al siervo que será guiado por Dios para encontrarla. Efectivamente, al llegar a Harán, el siervo de Abraham es guiado por revelación hacia Rebeca, nieta de Nacor, el hermano de Abraham (recordarás que vimos esta genealogía en Génesis 22), y ella decide ir con él como prometida de Isaac. Es significativo el versículo final de este capítulo (Génesis 24:67), en donde se indica que Isaac, al conocer a Rebeca “la amó”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here